Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Miércoles, 15 de noviembre de 2017

Moro habría cobrado 900.000 euros de la trama de González

Guardar en Mis Noticias.

El que fuera delegado del Gobierno en Ceuta cobró uno de los tres lotes de dinero destinados a sobornos por parte del entramado del Canal Isabel II

Sigue cerrándose el cerco policial y judicial en torno al que fuera delegado del Gobierno del PP en Ceuta, Luis Vicente Moro, por su relación con la supuesta trama de sobornos que habría encabezado el que fuera presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.


Un testigo e investigado ha puesto de manifiesto que Luis Vicente Moro se habría beneficiado de 900.000 euros.


Según informa el diario EL MUNDO, el responsable del Canal de Isabel II en Latinoamérica, Edmundo Rodríguez Sobrino, durante la presidencia de Ignacio González, cobró un soborno de 2,5 millones de euros en Suiza a cambio de inflar la compra de la sociedad brasileña Emissao.Las mordidas fueron camufladas mediante un contrato ficticio de asesoría empresarial de sólo seis meses de duración que firmó Edmundo Rodríguez Sobrino en Río de Janeiro y que publica en exclusiva este periódico. Los sobornos en el Canal de Isabel II fueron camuflados utilizando un falso contrato de “consultoría empresarial” de apenas seis meses de duración. El documento refleja “intermediaciones en nuevos negocios, asesorías y auditorías” que nunca existieron y estableció un único pago de 2,5 millones de dólares. 


El cobro de dicha cantidad se articuló finalmente a través de Suiza, tal y como ya ha confesado Rodríguez Sobrino al juez Manuel García Castellón, que instruye la denominada operación Lezo. El ex responsable de la división internacional del Canal, tomó la decisión el pasado mes de julio de colaborar con la Justicia y ha facilitado todas las claves para acceder a la documentación que soportó las comisiones. Según el testimonio del ex jefe del Canal en América, el dinero se dividió en tres lotes de 900.000 euros cada uno. El primero le correspondió a él, siempre según su relato. El segundo, a Luis Vicente Moro, ex delegado del Gobierno del PP en Ceuta, que fue quien ideó la compra de Emissao y se la propuso al Canal de Isabel II. La Guardia Civil intervino a Moro una notable cantidad de dinero en efectivo en su domicilio oculto en la maquinaria de un reloj de pared. Y el tercero correspondía a González, siguiendo el relato de Rodríguez Sobrino. No obstante, con respecto a este último lote, el antiguo subordinado del ex presidente de la Comunidad de Madrid ha precisado que González “nunca retiró el dinero y que lo mantuvo en Suiza «a su disposición”.


Mientras tanto, Anticorrupción aprecia la colaboración de Rodríguez Sobrino pero no considera que este contrato, con el que se autoincrimina, baste para acusar de cohecho a González en la adquisición de Emissao. La Fiscalía, que sorprendentemente todavía no ha informado a favor de la libertad de Rodríguez Sobrino mientras lo acaba de hacer en relación a la de González, le exige que aporte nuevos datos.


El ex líder del PP de Madrid mantiene que la acusación de Rodríguez Sobrino contra él responde a una estrategia encaminada a salvar a su hija, también imputada en el caso Lezo. Es más, el entorno del ex mandatario madrileño tiene acreditado que Rodríguez Sobrino no incriminó inicialmente a González durante la declaración en la que decidió confesar el cobro de comisiones y que sólo lo hizo tras recibir una directriz expresa por parte de Anticorrupción.


Luis Vicente Moro


Luis Vicente Moro ya tuvo problemas con la justicia  cuando fue delegado del Gobierno en Ceuta. 


En efecto, la Sala VI de la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta había condenado a Moro a dos años y dos meses de prisión, doce años de inhabilitación para cargo público y 120.000 euros de multa.


Fue condenado en septiembre de 2007 por la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta por delitos de prevaricación, injurias graves con publicidad y revelación de secretos a dos años de cárcel.


El Tribunal Supremo mantuvo como hecho probado que, “contrariado por una resolución judicial de Fernando Tesón -magistrado-, Luis Vicente Moro decidió dañar la trayectoria profesional del señor Tesón esperando el momento más propicio para ello y a través de la forma que consideraría más adecuada”, como dictó la Audiencia Provincial. 


Según ésta el ex delegado aprovechó “el malestar y la alarma” que pudo crear una resolución judicial.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados