Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Jueves, 7 de diciembre de 2017

Jóvenes marroquíes del CETI se refugian en el Paseo Colón ante la presión de un grupo de argelinos

Guardar en Mis Noticias.

Un grupo de jóvenes marroquíes mayores de edad que teóricamente se encuentran alojados en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Ceuta utilizan un descampado que se encuentra en el Paseo Colón como refugio ante la presión de otros inmigrantes, estos últimos de origen argelino.

Desisten de permanecer en el CETI ya que, según las fuentes consultadas por EL PUEBLO, se hallan “amenazados” por un grupo de ciudadanos argelinos que se encuentran también dentro del centro.


Los jóvenes marroquíes, pudiera haber alguno menor de edad, se hallan en la zona próxima a la propia Jefatura Superior de Policía, en un descampado existente y contiguo a la conocida popularmente como Plaza Vieja, la plaza Rafael Gibert.


Es un lugar en el que los vecinos ya han denunciado en numerosas ocasiones que se utiliza como punto de acumulación de escombros y también de vehículos abandonados. Algunos de estos vehículos, aparentemente nuevos, tienen todas las puertas abiertas. Ayer, en torno a las ocho y media de la mañana se podía comprobar cómo jóvenes marroquíes entraban en el lugar, abrían las puertas de los vehículos y los inspeccionaban. Pero no para robar, sino para comprobar que sus pertenencias seguían ahí.


Ellos utilizan los coches como vivienda, según explicaron personas que se encuentran a diario realizando sus actividades laborales en la zona. “Son chicos jóvenes, que no tienen adónde ir”, explicaron las fuentes consultadas por EL PUEBLO.


Pernoctan en los coches abandonados y su quehacer diario se reduce, en todo caso, a “buscarse la vida”. De esta manera, al no tener ingresos de tipo alguno y carecer de cualquier recurso, se dedican a mendigar en el mejor de los casos. “Tal y como están, se ven abocados a delinquir”, explicó una de las personas que habitualmente trabajan en la zona. Suelen estar faltos de higiene y de ropa, por lo que son fácilmente identificables, aunque procuran ocultarse. El problema es que estos jóvenes, casi todos mayores de edad, no tienen otra cosa que hacer que tratar de conseguir el sustento diario. Sea como sea. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados