Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

El Pueblo
Martes, 19 de diciembre de 2017

La presión inmigratoria en torno a la valla

Guardar en Mis Noticias.

Si ya es complicada la situación en la frontera como consecuencia del porteo, en ocasiones el caos se desata con mayor virulencia cuando se producen asaltos de inmigrantes a la valla del Tarajal.

Lo cierto es que las últimas estadísticas ponen de relieve un aumento de los asaltos a la valla fronteriza por parte de inmigrantes que suelen estar instalados en las inmediaciones, en zona marroquí, a la espera de poder pisar suelo español sea como sea.

En todo caso, además de estos asaltos se ha constatado que se ha incrementado el número de entradas de inmigrantes a través de la modalidad de las motos de agua. Son conducidas por marroquíes que, previo pago, acercan a inmigrantes a las costas de Ceuta.

Agosto y noviembre fueron los meses en los que se contabilizaron mayor número de asaltos, con una media de 500 y entre 150 y 200 personas, respectivamente, cada vez que se producía una oleada.

Las salidas escalonadas de inmigrantes del CETI a la península descongestionan estas instalaciones, si bien en casos puntuales el Ejército ha tenido que colaborar instalando tiendas de campaña en zonas interiores del mismo, dada la masificación. Sin el traslado a determinados CIE de la península de forma escalonada, lo cierto es que la situación del CETI sería no ya preocupante, sino indescriptible.

Es evidente que hay que buscar soluciones conjuntas y que la Unión Europea debe implicarse a fondo en este problema, que tiene profundas raíces estructurales en los países de origen de la inmigración, fundamentalmente del África subsahariana, y también en Marruecos. Resulta también fundamental luchar contra las mafias, organizaciones criminales perfectamente organizadas, que se lucran de la desdicha de unas personas que, en la mayoría de los casos, huyen del hambre y, también, desgraciadamente, de la muerte.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados