Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Jueves, 11 de enero de 2018

Un joven, culpable de matar a otro de una puñalada letal en el corazón

Guardar en Mis Noticias.

Jesús C.H. mató de una sola cuchillada a Hussein E.Y. el día 26 de julio de 2016 durante un altercado que tuvo lugar en la zona del Polígono Virgen de África

La Sección VI de la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta recogió este jueves el veredicto de culpabilidad emitido por un jurado popular contra el joven Jesús C.H. que reconoció haber matado de una puñalada a Hussein E.Y., poco después de las doce de la mañana del día 26 de julio de 2016 en las inmediaciones del portal 9 del Polígono Virgen de África.


Desde el primer momento estaba claro que el veredicto iba a ser de culpabilidad, ya que el joven no solo reconoció el hecho en Comisaría, donde se entregó voluntariamente, sino también en fase de instrucción. Este jueves se ratificó ante el Tribunal del Jurado Popular, en una vista que presidió la magistrada Rosa de Castro. La petición inicial del Ministerio Fiscal por el delito de homicidio era de once años de cárcel, mientras que la defensa del acusado pedía nueve. Finalmente, en el transcurso del juicio, ya por la tarde y una vez que la Fiscalía examinó evidencias que se presentaron en el transcurso de la mañana por los testigos, la Fiscalía rebajó la petición inicial en un año y la defensa la aumentó en otro: total diez años.


Siete mujeres y hombres hombres -más tres suplentes- componían el jurado que iba a conocer los hechos se sentaban en la sala de vistas después de una larga mañana de sorteo y selección final del tribunal popular.


La película de los hechos  parecía clara, a juzgar no solo por el reconocimiento del acusado, sino también por la de testimonios de varias personas -dos hombres y dos mujeres- que estuvieron cerca cuando se produjo el apuñalamiento mortal. El día anterior al ataque mortal, el agresor y la víctima, que eran “amigos” según una de los testigos, tuvieron una discusión por motivos que se desconocen. De resultas de la misma, en torno a las 13.00 horas, en un lugar muy próximo también en el polígono Virgen de África, Hussein le dio a Jesús un botellazo en la cabeza. De esta manera, el joven se trasladó por sus medios al ambulatorio más cercano, donde recibió puntos de sutura.


Esa misma tarde parece ser que admitió haber consumido estupefacientes. 


Ya por la mañana del día siguiente es cuando se produjeron los hechos que causaron la muerte de Hussein E.Y. 
Según diversos testimonios, Jesús C.H. bajó a la calle y se fue directamente a donde se encontraba Hussein. Una de las testigos dijo claramente que se dirigió a él empuñando un cuchillo y gritándole: “mira lo que me hiciste en la cabeza. Te voy a matar, te voy a matar”. Otros testigos, sin embargo, no escucharon tales palabras y tampoco dijeron ver a Jesús empuñando el cuchillo. 


Por otra parte, el joven que falleció llevaba un destornillador encima, tal y corroboró un testigo. No vieron que lo empuñara, pero lo que sí aseguraron es que después de recibir la mortal puñalada, el destornillador estaba en el suelo.


En todo caso, Jesús se marchó corriendo y tiró el cuchillo en su huida. “Estaba muy asustado, en pánico”, expresó. 


Pasadas unas horas y en compañía de una abogada se personó en Comisaría. No hizo falta que las pesquisas policiales dieran con su paradero, ya que se presentó voluntariamente en la Jefatura Superior, donde confesó que había apuñalado a Hussein.


Después de ser detenido pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número 3, que decretó su ingreso en prisión. Desde entonces, el mismo día del crimen, se encuentra en prisión preventiva, concretamente en la cárcel de Botafuegos, en Algeciras. Desde allí fue trasladado este jueves por efectivos de la Guardia Civil hasta Ceuta y se mantenía la esperanza de que pudieran viajar a la península a lo largo de la tarde-noche de este jueves para su ingreso en la cárcel algecireña, donde manifiesta un buen comportamiento, según distintas fuentes consultadas por EL PUEBLO.

 

“Pido perdón por el daño causado y estoy muy arrepentido”

En el último turno de palabra, el que corresponde al acusado, Jesús C.H. fue claro: “pido perdón por el daño causado y estoy muy arrepentido. Nunca fue mi intención”, señaló en referencia a la muerte de Hussein E.Y. A lo largo del interrogatorio previo al que fue sometido, el joven quiso dejar claro este último punto: que no tenía intención de matar al que otrora fuera su amigo. En todo caso, la actitud del condenado fue respetuosa durante todo el juicio, mostrándose con educación, al igual que los familiares que estuvieron allí durante todo el día, entre los que se encontraban su madre y su abuela. El joven estuvo casi todo el día en los calabozos del segundo piso del Ceuta Center.

 

Hussein murió de una sola herida que le causó un shock hipovolémico

La puñalada fue mortal de necesidad. Así lo confirmó un perito forense que, si bien no practicó la autopsia, sí que ratificó todo lo informado por una compañera suya que, por razones que no vienen al caso, no pudo asistir a la vista oral de ayer.


En todo caso, Hussein recibió una única puñalada que le entró el hemitórax izquierdo, concretamente entre el espacio entre la quinta y sexta costilla. Penetró profundamente e interesó el ventrículo derecho del corazón, de forma que se produjo una hemorragia que a la postre desembocó en un shock hipovolémico que le causó la muerte.


Se da la circunstancia de que en la piel del pecho del fallecido, donde se introdujo el cuchillo, había un hematoma, un machacamiento, lo que a juicio del experto pone de relieve el hecho de que se produjo una puñalada con gran fuerza que dejó marcada la cruceta del arma utilizada. “No fue un pinchacito”, dijo el experto consultado en el tribunal.

 

El jurado consideró por unanimidad que el móvil del crimen fue “la venganza” por un incidente anterior

Tras casi tres horas de deliberación a puerta cerrada, el tribunal del jurado daba el veredicto en torno a las nueve menos cuarto de la noche.


Jesús C.H. fue considerado “por unanimidad” culpable del delito de homicio en la persona de Hussein E.Y. Declararon que existía una convicción de elementos por el que quedaba claro que era el culpable y el testimonio principal fue el del propio acusado, que reconoció los hechos. Además, coincidían testimonios de testigos. “En la mano llevaba el arma” blanca y actuó “por venganza”. Ese y no otro era el móvil. Además, entiende el jurado que dada la gravedad de los hechos no procedía ni la suspensión de la pena ni una petición de indulto si es que la hubiere.


En todo caso, ahora le queda a la magistrada Rosa de Castro, que presidió la vista oral, redactar la sentencia. Todo apunta que la condena será de diez años de cárcel, pero habrá que esperar a que sea difundida.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados