Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

El Pueblo
Viernes, 9 de febrero de 2018

Las soluciones que da el sistema ya no sirven

Guardar en Mis Noticias.

El fuerte aumento registrado en la llegada de menores extranjeros no acompañados (MENA) durante los últimos meses en Ceuta, y sobre todo Melilla, ha hecho saltar las alarmas de las organizaciones de acción social, de las instituciones y hasta de la ONU, preocupados por la falta de medios para su acogida. En los últimos meses es cuando se esta apreciando que esto no está controlado. Hay negligencias por parte de todos, de Marruecos, del Gobierno de España y de las ciudades autónomas. Y la previsión es que no vamos a dar abasto para atender a todos estos menores. Venimos arrastrando problemas desde hace 15 años y no hemos hecho nada. La ley está diseñada para menores de finales del siglo XX y no para la volatilidad del movimiento migratorio actual. Generalmente son magrebíes pero del área subsahariana también están viniendo bastantes. Existe un repunte general de todas las edades y de los dos sexos. Y eso es algo nuevo porque antes no recibíamos inmigración juvenil femenina. Apenas conocíamos casos de chicas, pero ahora nos hemos encontrando con varios casos.

En este sentido, la opinión pública debe saber que la gran mayoría de estos chavales tienen un buen comportamiento y que responden positivamente a los programas educativos, ocupacionales y de formación profesional que se les ofrecen. No obstante, y no se puede negar, el comportamiento indebido, con episodios violentos y agresivos en algunos casos, de un número pequeño a la vez que dañino de este colectivo ha generado alarma social en muchos ceutíes y debe ser prioritario para las instituciones garantizar la seguridad y la tranquilidad a la ciudadanía mejorando los medios disponibles para dar una respuesta eficaz a esos menores con trastornos de conducta. En todo caso, es preciso mejorar el trabajo preventivo realizando diagnósticos individualizados de los casos problemáticos y aplicando tratamientos más adecuados. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados