Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
J.M. Rincón
Miércoles, 14 de febrero de 2018

Los conductores valoran suspender el servicio en la zona de Loma Colmenar

Guardar en Mis Noticias.

“Los apedreamientos son diarios, aunque no siempre fracturan una luna, y no vamos a esperar que le abran la cabeza al conductor y provoque un accidente mayor”, advierten

El presidente del Comité de Empresa de ‘Hadú-Almadraba’, José Antonio Blanco, tras el nuevo incidente ocurrido, en el que un autobús que cubría la línea de Loma Colmenar fue apedreado fracturando una de sus lunas, no descarta que ante los incesantes apedreamientos los trabajadores pongan “pie en pared” y se nieguen a subir hasta la zona de Loma Colmenar, y por lo tanto paralizar el servicio para dicha zona.


Durante unas declaraciones a EL PUEBLO, Blanco destacaba que los apedreamientos a los coches de la empresa son diarios, aunque no siempre las lunas se ven fractuaradas, y que pese a solicitar la presencia policial “a veces pasan por allí y otras veces ni pasan”.


El representante de los trabajadores de la empresa de autobuses ponía de manifiesto que desde la última vez que se produjo un atraco a uno de los conductores, las autoridades competentes aseguraron que iban a proceder a dotar de más presencia policial la zona, “pero transcurrido este tiempo por allí no pasa ni un coche de la Policía. Nosotros estamos todas las tardes circulando por la zona ya que los coches deben desviarse por allí debido a las colas existentes en la frontera, y por Loma Colmenar no hay policía de ningún tipo”, aseguraba mientras también indicaba que los apedreamientos “no son solo a los autobuses ya que también hemos presenciados apedreamientos a taxistas y coches particulares, lo que viene a evidenciar que en cuanto a seguridad, aquella zona está totalmente abandonada”.


Blanco reconocía que ante los repetidos apredeamientos y sucesos que en los últimos meses se han sucedido, se ha reunido el Comité de Seguridad, el cual está integrado por dos representantes de la empresa y dos miembros del Comité de Empresa, aunque reconocía que se trata de un mero trámite, ya que “si realmente se quiere hacer algo se debería suprimir el servicio en dicha zona, hacer una protesta y parar el servicio completamente para que se nos tome en serio, porque la policía no actúa”.


El presidente del Comité de Empresa agradeció a los vecinos de la zona su implicación para denunciar e identificar al presunto autor del último apedreamiento, y emplazó a las autoridades a actuar con firmeza y dureza para que tenga que abonar el coste íntegro del arreglo de la luna fracturada.


Para concluir, Blanco reconocía que de prolongarse en el tiempo estos apedreamientos, no van a esperar más para parar el servicio, resaltando que no está dispuesto a que “le abran la cabeza al conductor y esto provoque un accidente en el que también se puedan ver afectados los usuarios del servicio”, por eso aseguró no entender “a qué esperan las autoridades competentes”, recordando que ante el artículo 21 de la Ley de Prevención están totalmente “autorizados y respaldados para suprimir el servicio, ya que hay partes diarios de que nos arrojan piedras, lo que pasa es que no todas las veces nos rompen las lunas, y existe un riesgo claro de integridad física del trabajador”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados