Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

El Pueblo
Martes, 27 de febrero de 2018

Es preciso escuchar las voces de las mujeres

Guardar en Mis Noticias.

Existen asuntos en los que parece impensable que pueda existir discrepancias entre los partidos políticos, como es la igualdad entre hombres y mujeres, pero cuando ante un asunto como este, donde no cabe posibilidad a duda, se entremezclan ideologías y aspectos más políticos que sociales, comienzan a saltar las chispas y los enfrentamientos, tal y como pudimos observar este lunes durante la sesión plenaria.


Pues bien, las mujeres y los hombres son iguales en dignidad humana, e iguales en derechos y deberes, tal y como proclama la ley orgánica para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, pero lamentablemente resulta evidente que con el reconocimiento formal no basta, porque no existe una igualdad real de trato y de oportunidades para las mujeres.


Aunque las mujeres han logrado verdaderos avances, los hechos nos recuerdan continuamente que todavía queda mucho por hacer para hacer realidad la igualdad entre hombres y mujeres. Al no abordar las causas estructurales de la discriminación y la violencia contra las mujeres, el progreso hacia la igualdad se ha detenido. Debe ser la voluntad y no las leyes el motor de la igualdad. Si no se cambian los valores y ponemos en el centro de nuestros intereses como sociedad a las personas nada cambiará o lo hará muy poco. Las obligaciones
relacionadas con la maternidad y la paternidad y las responsabilidades familiares no tienen importancia para
esta sociedad en la que lo más importante es el beneficio económico. La perpetuación de los estereotipos hace que se considere a las madres como trabajadoras de segundo orden porque tienen la obligación de cuidar de sus hijos mientras que a los hombres no se les permite compatibilizar sus responsabilidades laborales con las familiares si quieren seguir siendo considerados trabajadores de primera.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados