Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
AL SUR DEL SUR
Lunes, 8 de febrero de 2016

Responsabilidad

Guardar en Mis Noticias.

Aunque parezca una obviedad en estos momentos, me parece totalmente necesario recordar a quienes parecen haberlo olvidado, que Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno en funciones y cabeza de lista del Partido Popular, fue el candidato que mayor respaldo electoral cosechó en las pasadas Elecciones Generales con el 28,72% de los votos escrutados. Y no deja de ser menos cierto, que la segunda posición correspondió al candidato socialista, Pedro Sánchez, con el 22,02%. Por tanto, no puede existir ninguna duda respecto a quien correspondió el triunfo electoral fruto de los 7.215.752 votos recibidos.

 

Si al secretario general de los socialistas españoles le pareció una humillación para sus votantes que Podemos, quien había recibido menos apoyos que él, le instara a conformar un gobierno a cambio de la vicepresidencia y los ministerios de Interior, Economía y Hacienda, Justicia y Defensa. A nosotros, a quienes apoyamos mayoritariamente al candidato popular, nos parece al menos igual de humillante, que quien ha sacado menos votos quiera gobernar a cambio, no de la vicepresidencia, sino de la propia presidencia del Gobierno, desoyendo totalmente nuestra opinión.

 

¿Qué debemos pensar de quien hace oídos sordos a los casi 7,3 millones de españoles que apoyamos al candidato popular?, ¿qué debemos pensar de quien nos compara con los independentistas? Pues ha manifestado públicamente que no negociará con el Partido Popular ni con los separatistas. Mi respuesta es evidente, pero me la reservaré pues soy de los que piensan que es momento del acuerdo entre formaciones centristas constitucionalistas, que trabajen desde el consenso con la mirada puesta en un gran Pacto de Estado con Partido Socialista y Ciudadanos.

 

El Partido Popular ha tendido la mano a este pacto por una estabilidad que garantice la continuidad de las reformas. Por el contrario, rechaza el pacto de un segundo Frente Popular formado por los perdedores de las elecciones, que tan solo generaría paro, déficit público, desconfianza de nuestros socios europeos, de los inversores internacionales y concesiones a quienes tan solo pretenden liquidar el modelo del consenso, del acuerdo entre los diferentes, el del dialogo social, el modelo de 1978. En definitiva, este país necesita de un acuerdo responsable entre Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados