Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

EL PUEBLO
Miércoles, 14 de marzo de 2018

La prisión permanente revisable

Guardar en Mis Noticias.

La sociedad está conmocianada e indignada por la barbarie y la sinrazón de cómo alguien puede acabar con lo más sagrado que tenemos, que es la vida. Desgarra el corazón pensar en los ojos, la ilusión y la vida que tenía por delante el pequeño Gabriel. Y en medio de este dolor, este jueves se debatirá en el Congreso de los Diputados sobre la prisión permanente revisable, aprobada en 2015 únicamente con los votos PP (entonces tenía mayoría absoluta) y que ahora, tras una proposición de ley del Partido Nacionalista Vasco, se pretende derogar con los apoyos de PSOE, Podemos y formaciones nacionalistas. Ciudadanos, que en un principio se mostró partidario de tumbar esta figura penal, parece haber dado marcha atrás.


Los contrarios a la prisión permanente revisable creen que dicha medida no garantiza el principio de reinserción que consagra nuestro ordenamiento jurídico. Pero olvidan que la sociedad necesita tener leyes con la que poder dar una respuesta especial a crímenes especialmente crueles. Es cierto que no se debe ‘legislar en caliente’, pero sucede que estos delitos nunca faltan: siempre estamos en caliente. Además es indudable de que, hoy por hoy, existe una amplia demanda social para que se mantenga la prisión permanente revisable, que en ningún momento debe confundirse con la cadena perpetua, como aseguran de forma interesada sus detractores más acérrimos. La sociedad necesita creer en la utilidad y firmeza de su sistema penal y esto no se puede lograr si los ciudadanos observan que asesinos especialmente crueles pueden a acceder a beneficios penitenciarios por cuestiones como la buena conducta o la realización de estudios.  Nos encontramos ante un clamor de la sociedad que pone de manifiesto un amplísimo respaldo social. Nos encontramos ante una realidad que no debe dar paso a la confusión o a la confrontación política y ante la que determinados políticos no pueden ponerse de perfil. Se trata de garantizar la seguridad y la confianza de los ciudadanos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados