Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Raúl Lasa
Martes, 3 de abril de 2018
LITERATURA

César Brandon, el poeta que maravilló en Got Talent, compara Ceuta con "un viaje a la Luna"

Guardar en Mis Noticias.

César Brandon, el poeta que deslumbró a todos en el programa de talentos Got Talent, de Telecinco, definió a Ceuta en su momento como su "segunda casa". No en vano, aquí pasó cuatro años que resultaron para él inolvidables y de los que ha querido dejar patentes en el libro de poesía que la editorial Espasa ha publicado al calor del éxito de Brandon, que se metió al público en el bolsillo en su actuación.

Las almas de Brandon es un recopilatorio de historias cortas, cuentos y poemas de todo tipo que tratan sobre el amor, la soledad, el olvido, el dolor, la alegría, la felicidad, la vida y la muerte. Este libro es un exquisito pero agridulce viaje a través de los sentidos que "te sobrecogerá de emociones y te hará reflexionar".

 

En esta obra, que recoge 100 "almas" o momentos de la vida de este poeta guineano, dedica el alma 91 a su amada Ceuta, un lugar del que guarda un grato recuerdo y que visita de nuevo siempre que puede.

 

En dos intensas páginas, César Brandon explica cómo ve a Ceuta, sus lugares imprescindibles, el cariño de la gente, lo complejo de su cultura... y lo compara con un viaje a la Luna. Reproducimos a continuación las páginas dedicadas a Ceuta:

 

La luna no está llena hasta que no se ha comido un campero.

 

Mucha gente no sabe que hay un número "más alto" que el infinito: Aleph-null. Y también hay mucha gente que no sabe dónde está Ceuta. Y la verdad es que no sé cuál de las dos cosas me molesta más.

 

Oh Ceuta, mi Ceuta. Os podría hablar de historia y geografía; de cómo es que hay un pedazo de España en África; de lo "golfa" que es Ceuta, bañándose con dos mares a la vez; de cómo San Antonio fascina cada día y cada noche al observar la ciudad desde su mirador; del Monte Hacho, del Día de la Mochila; de cómo surca el Desnarigado, olfateando las sales de las Murallas Reales; de cómo cuando no sabes dónde quedar con alguien, le dices "pues quedamos en la Plaza de los Reyes y ya". Os podría hablar también de los 839 pechos, digo metros, de la Mujer Muerta; de los marcados culitos de las esculturas de Hércules; del Parque Mediterráneo; de los botellones en la Marina, del Poblado Marinero, que, aun pasados cientos de años, la esencia del lugar no ha cambiado, porque, aunque sea para bailar, o ligar, la gente sigue tomando cañas en sus discotecas, o echándolas.

 

Podría contaros sobre el momento en que se inauguró el nuevo campus universitario; de la Semana Santa, del Ramadán; de la comida -Dios mío, la comida-. Podría debatir sobre la educación, sobre el CETI, sobre si hay una verdadera integración... pero no. Os invito firmemente a que vayáis y lo descubráis. yo, de mi Ceuta, os quiero hablar del amor.

 

Tal vez os parezca una obviedad, pero, ¿sabéis que los astronautas en las estaciones espaciales no están fuera del alcance de la gravedad?, ¿que en verdad no están flotando, sino que están cayendo a 28.000 km/h? Pues a mí me pasó lo mismo en Ceuta... caí -y sigo cayendo- enamorado. Pero iba -y voy- tan veloz, que la gravedad me ha cogido respeto -por decirlo de alguna forma-. Es como si... es como si Ceuta fuese un pedazo de "Luna" en la Tierra.

 

Caí enamorado, y las personas que conocí... eran la velocidad. Estoy locamente enamorado de las personas que conocí.

 

Cuando le digo a alguien que he vivido en Ceuta, y me contesta que también ha estado en Ceuta, de pasada, cuando iba a Marruecos... Bueno, nunca digo esto, pero lo pienso. Si has pasado por Ceuta para ir a Marruecos... ¡no has estado en Ceuta!

 

Dicen que hay en Ceuta una carretera que sube hasta la luna cuando está llena. Pues no es mentira, justo después de que la luna se coma un campero del Bola 8, si vas por el Recinto Sur, la puedes ver.

 

Se me hace raro. Ceuta es el único lugar en el que prácticamente todo el mundo me llama por mi primer nombre: César.

 

 

De un Caballa más

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados