Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
J.M. Rincón
Miércoles, 11 de abril de 2018
INMIGRACIÓN

La Guardia Civil rescata a 18 inmigrantes en Benzú, entre ellos cinco mujeres y un bebé

Guardar en Mis Noticias.

La dotación trasladada por Cruz Roja para atender a los inmigrantes, también tuvo que prestar asistencia sanitaria a dos agentes de la Guardia Civil que se lanzaron al agua, en la zona del espigón de Benzú, para sacar a los inmigrantes que se encontraban en la zona tras volcar la patera en la que viajaban.

El servicio de Salvamento Marítimo y de Costas de la Guardia Civil ha rescatado este miércoles, a primeras horas de la mañana a un total de 18 inmigrantes, todos ellos varones excepto cinco mujeres y un bebé.


Los inmigrantes llegaron a las costas ceutíes en dos embarcaciones. La primera de ellas fue interceptada alrededor de las 6.30 horas y llegaba con un total de diez subsaharianos, seis hombres, tres mujeres y un bebé de seis meses. 


Esta pequeña embarcación lograba acceder a la playa de Benzú, donde ya se encontraban los integrantes de la Guardia Civil y miembros del Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de Cruz Roja Ceuta, que han trasladado hasta la zona a tres unidades que rápidamente han atendido a los inmigrantes, encontrándose todos ellos en perfecto estado.


Los momentos más complicados de la jornada se produjeron con la llegada de la segunda embarcación, en la que viajaban un total de seis hombres y dos mujeres.


Sobre las 8.00 horas, la misma era detectada por el operador de cámaras térmicas, determinándose que se trataba de una pequeña embarcación, propulsada por un motor, que a pesar de las adversas condiciones para la navegación existente se dirigía desde la bahía de Bellionech (Marruecos) hacia las aguas de esta ciudad.


Activado el dispositivo de actuación ante la posibilidad de que pudiera tratase de un intento de entrada irregular, se movilizaron las patrullas terrestre y embarcación del Servicio Marítimo de la Guardia Civil hacia la zona a donde se dirigía la embarcación.


Debido al fuerte oleaje reinante que rompían sobre las rocas en donde se encontraba la embarcación ocupada por los inmigrantes, provocó que la misma zozobrara y cayeran al mar.


Ante la imposibilidad de que la embarcación del Servicio Marítimo pudiera aproximarse hasta el punto concreto en que naufragaban debido al escaso calado de la zona y la gran cantidad de rompientes existentes, los componentes de la Compañía de Ceuta que se encontraban en la lengua de agua para atender la incidencia que se estaba produciendo, tuvieron que lanzarse y adentrarse en el mar para auxiliar y socorrer a los inmigrantes dado el peligro inminente que corrían sus vidas.


Igualmente, se apreció que una de las inmigrantes debido a la fuerza de las mareas le imposibilitaba su acercamiento a la costa para ser auxiliada, faltándole las fuerzas para continuar su avance, momento en que el teniente responsable del dispositivo, sin dudar en ningún momento y a pesar del grave riesgo que corría su propia vida, se adentro en el mar intentado asegurar que no quedara sumergida por las olas y pudiera perecer, teniendo durante varios minutos que luchar contra las condiciones existentes que no facilitaban la labor del rescate, siendo ocultados por el mar en varias ocasiones y tras un gran esfuerzo logró su aproximación a la línea de costa donde fue apoyado por otros componentes del Cuerpo.


Es de resaltar la actuación de los miembros de la Guardia Civil de Ceuta que han participado en este rescate y en el que ha primado en todo momento el auxilio de los inmigrantes en inminente peligro antes que su propia integridad física y personal.


Una vez en tierra a los seis varones y las dos mujeres de origen subsahariano, se les aplicó el reconocimiento sanitario que se efectúa a los inmigrantes que han accedido a esta ciudad de forma irregular. 


Tal y como se informó desde la Institución Humanitaria, todos los inmigrantes llegados en sendas embarcaciones se encontraban en perfecto estado, aunque el bebé, por precaución, fue trasladado hasta el Hospital Universitario de Ceuta, para que sea atendido y examinado para certificar su buen estado de salud. Así pues, al no presentar ninguna sintomatología que conllevara una atención más precisa, los inmigrantes fueron trasladados por los agentes de la Guardia Civil hasta las dependencias de la Jefatura Superior de Policía, donde fueron filiados, para posteriormente trasladarlos hasta el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI)


Con respecto a los Guardias Civiles de la Comandancia que tuvieron que actuar, cinco de ellos tuvieron que ser atendidos en un Centro de Salud por presentar tres distintos traumatismos y otros dos con problemas respiratorios.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados