Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
J.M. Rincón
Martes, 17 de abril de 2018
SESIÓN PLENARIA

“La inacción del Gobierno genera una ola en redes sociales que hace crecer el odio a los MENA”

Guardar en Mis Noticias.

El diputado de Caballas, Juan Luis Aróstegui, indica que se está colaborando en “crear un monstruo. Oímos hablar de la palabra MENA y ya vemos a un ser drogadicto, criminal, que siembra el pánico”

Desde la formación localista liderada por Mohamed Alí, se ha vuelto a aprovechar una sesión plenaria para criticar la política del Gobierno de la Ciudad en materia de menores, indicando que es “manifiestamente mejorable”, por ello, el portavoz de Caballas, Juan Luis Aróstegui, defendía este martes la aplicación de un Plan Urgente de Atención Integral al colectivo de Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) que no se encuentra actualmente tutelados por la Ciudad, en el que se debería incluir, como mínimo, la habilitación de un “Centro de Primera Acogida”, unidades móviles de atención directa a los menores en la calle, así como la implementación de programas de atención y tratamientos psicológicos, aunque esta propuesta tan sólo fue apoyada por Caballas y PSOE, recibiendo el voto contrario del PP y la abstención de MDyC, no encontrándose en el momento de la votación el diputado de Ciudadanos en el salón de plenos, por lo que la propuesta no prosperó.

 

La argumentación de Caballas, a través de Aróstegui, ha sido especialmente dura, asegurando ante el pleno de la Asamblea que nos encontramos ante un hecho que ha catalogado de “demoledor”, al considerar que se está colaborando en “crear un monstruo. Oímos hablar de la palabra MENA y ya vemos a un ser drogadicto, criminal, que siembra el pánico”, una situación que para el diputado de Caballas se ha convertido en una “ola devastadora”, apuntando especialmente a las redes sociales, que está provocando que crezca el odio, mientras advierte que “el odio rezuma y que cuando crece y se arraiga, después no encuentra distinciones”.

 

Dentro de su verborrea, Aróstegui ha llegado a decir que con esta forma de actuar ante los MENA “estamos poniendo en duda nuestro propio himno, ya que cuanto a nuestras playas llegan cada vez es más difícil que encuentren aquí su hogar”.

 

Aróstegui ha advertido al Gobierno que “si se sigue dando pábulo a esta ola devastadora, llevaremos a Ceuta a la destrucción”, por eso emplazó a la Asamblea a ser un “líder de opinión incuestionable, manteniendo un discurso claro en defensa de los valores”, mostrándose apenado por la “situación que viven los menores que conviven con nosotros, y de ver como su existencia, su forma de vida, actitudes y comportamiento, se alejan de lo que debe ser propio en un estado democrático”.

 

Para el diputado de la formación localista, la competencia en Menores le es “incómoda y antipática” a la Ciudad y por este motivo considera que no termina de asumirla en su plenitud, criticando que traten este fenómeno como una cuestión de emergencia, e indicando que es precisamente ahí “donde reside una gran parte de su nefasta política”, mientras les recordaba a los integrantes del Gobierno que “no hay nada mejor que invertir en personas o en principios”.

 

El diputado y portavoz socialista, Manuel Hernández, también hizo uso de su turno de palabra para considerar que Ceuta está ante un “gravísimo” problema motivado por una “ineficiencia” del Gobierno de la Ciudad y el Gobierno de la Nación, y que está “condicionando la forma de vida de muchos ceutíes”.

 

Hernández ha instado a ambas administraciones a “no obviar sus obligaciones” ante una presencia “indiscriminada” de menores “dignos de protección”.

 

El líder socialista ha puntualizado que el Gobierno no puede negar la evidencia, acusándolo de “dejación de funciones” que está provocando un clima patente de inseguridad, centrando sus críticas especialmente en el delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, del que dijo que “ni está ni se le espera” ante este grave problema.

 

Sin querer criminalizar, Hernández ha asegurado que los actos vandálicos que protagonizan algunos presuntos menores están perjudicando a muchos ciudadanos, y que esto está haciendo un “flaco favor” al turismo, el comercio o la imagen que se quiere proyectar de la ciudad.

 

Reconociendo que las fuerzas de seguridad también están desbordadas por este fenómeno, Hernández insistió en la gravedad del problema y en la necesidad de ofrecer una respuesta contundente.

 

La responsable del área de Menores, la consejera Adela Nieto, era la encargada de responder a esta cuestión, volviendo a insistir en el argumento que estas últimas semanas se viene oyendo, “el fenómeno de los MENA es una consecuencia de la gran presión migratoria que sufre Ceuta por ser frontera sur de Europa con África, por ser frontera con Marruecos, que nos tiene desbordados”.

 

Nieto ha resaltado que el colectivo de la calle ha tenido un cambio importante en el perfil de los menores y negó en todo momento que el Gobierno esté haciendo dejación de sus funciones.

 

Para la responsable del área de Menores, Marruecos utiliza Ceuta como lanzadera para llegar a Europa y que el panorama al que se están enfrentando “es muy complejo”, poniendo de manifiesto que “no se trata de un problema de incompetencia, sino que se trata de un fenómeno que está surgiendo, de un éxodo que está provocando un gran desarraigo familiar que no sólo se da en Ceuta y Melilla, sino en otros muchos puntos de España y de Europa”, reconociendo que existen muchos problemas legales, jurídicos, sociales y presupuestarios para afrontar con garantías este problema, del cual reconoció que “ocupa y preocupa mucho a este Gobierno”.

 

Con respecto a las conductas xenófobas denunciadas por Aróstegui, especialmente las que se suelen dar por las redes sociales, Nieto coincidió en que hay que evitarlas, pidiendo por ello serenidad, pero también indicó que hay que entender a los ciudadanos, de quienes dijo que están cansados de este problema.

 

Para avalar el trabajo que está realizando el Gobierno en busca de soluciones, Nieto hacía referencia al convenio firmado con la Universidad de Málaga para intervenir con menores que están en la calle y prevenir riesgos delictivos y criminológicos a través de una intervención personalizada. Igualmente, también avanzaba que en mayo se formará a las personas que formarán parte de este convenio, las cuales ya han sido seleccionadas por la Universidad de Málaga a través de este convenio que tendrá una vigencia de un año con un coste de 80.000 euros.

 

También hizo mención a la Comisión específica creada por el Ministerio de Sanidad para abordar esta problemática a nivel nacional y donde se encuentra incluida Ceuta.

 

Del mismo modo, Nieto ha resaltado que se sigue trabajando en el centro de primera acogida, que se está avanzando en la finalización del proyecto y que cuando esté finalizado se buscará financiación, además de resaltar que a través del convenio con la UMA una unidad móvil de Cruz Blanca servirá de apoyo e intervendrá en la calle para trabajar con estos menores.

 

Finalmente, y como ya adelantó Hachuel hace unos días, Nieto también se ha referido a ese proyecto integral en el que se está trabajando para contar con una ONG de prestigio que colabore con el área de Menores a llegar hasta estos MENA, además de la ampliación de la presencia policial en las zonas más conflictivas, ya no sólo para proteger al menor, sino también para dar una mayor tranquilidad al ciudadano.

 

Para Nieto, todas estas actuaciones son más que suficiente para demostrar que el Gobierno “no está haciendo dejación de sus funciones y por ello el voto a la propuesta de Caballas fue negativo.

 

Segundo turno de palabra

Durante el segundo turno de palabra, Aróstegui se mostró contrario a lo resaltado por Nieto y puso de manifiesto que “la mejor manera de evitar la sensación de inseguridad es darles a estos menores un proyecto de vida positivo, el resto se trata solamente de entrar en un bucle”, considerando que el Gobierno “no se siente desbordado, se siente agobiado porque este problema les puede restar votos”.

 

Finalmente, Nieto seguía discrepando con Aróstegui y aseguró que el Gobierno no se inhibe del problema y que actualmente hay más de 200 menores no acompañados en el centro de menores, de ahí que estén desbordados.

 

Además ha destacado que el Gobierno de la Ciudad está implicado directamente en este asunto, resaltando que en los presupuestos de la Ciudad para este año 2018 hay destinados 6,6 millones de euros para atender a los menores, de los que 2,3 millones los aporta el Estado.

 

Del mismo modo ha avanzado que ya está encomendada la gestión del arreglo del Centro de Menores, del que ha reconocido que está muy deteriorado, y que el proyecto ya va a iniciarse, esta semana, por un valor de 350.000 euros.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados