Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

EL PUEBLO
Martes, 8 de mayo de 2018

No debe empañarse el conjunto de su labor

Guardar en Mis Noticias.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Ceuta, José Torrado, renunció ayer a su cargo, una vez que el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ceuta dictó auto de apertura de juicio oral por el caso de la gestión de la dársena deportiva. Ante esta situación, Torrado ha optado por tirar de honestidad y abandonar un cargo que venía ocupando desde el año 1996. Una renuncia que en ningún caso es un reconocimiento de culpabilidad sino retirarse a defender su honorabilidad. “No permitiré que la Autoridad Portuaria y la ciudad de Ceuta se vean dañadas de manera gratuita”, subrayó el hasta ayer presidente. De esta situación se pueden hacer muchas lecturas, aunque finalmente será solo la Justicia la que aclare los hechos, más allá del escarnio al que está siendo sometido Torrado –sobre todo en redes sociales–, sin sentencia firme en su contra. Por muchos errores que haya cometido (o podido cometer) no debe empañarse el conjunto de su labor. Se podrá criticar y debatir sobre sus fallos, pero no negarle el respeto. Somos muy ligeros para olvidar lo positivo y muy prontos para utilizar lo negativo. 


José Torrado es inocente a día de hoy y no merecía salir así de la Autoridad Portuaria de Ceuta. Su gestión al frente de Puerto de Ceuta durante casi un cuarto de siglo tendrá sombras pero también luces. No hay que olvidar que las cuentas de la Autoridad Portuaria están audidatas y aprobadas por Puertos del Estado. Pero más allá de que lo haya hecho mejor o peor, allá cada uno con sus valoraciones, son muchos los años dedicados en cuerpo y alma a una labor al frente del Puerto de Ceuta, aunque el final de su carrera, como ocurrió con muchos reyes de Israel, sirva para empañar su trayectoria. 


Por todo ello, es conveniente ser prudentes y esperar a que sea la Justicia la que actúe, pues ser jueces de pluma y papel o de teclado en mano para despellejar a la persona señalada es algo fácil de hacer, pero no lo recomendable ni responsable.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados