Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Sábado, 12 de mayo de 2018

“Integración + periodos transitorios + excepciones”, modelo a seguir para la integración en la Unión Aduanera

Guardar en Mis Noticias.

Procesa ha elaborado un informe sobre las posibilidades, estrategias y consecuencias de la integración de Ceuta, en la Unión Aduanera. Concluye que si Ceuta y Melilla se integrasen en el Territorio Aduanero Comunitario, se podría mantener un régimen fiscal especial

La Sociedad de Desarrollo de Ceuta (PROCESA) ha finalizado su informe sobre las posibilidades y consecuencias de la integración de Ceuta, y en su caso Melilla, en la Unión Aduanera.

 

El informe, al que ha tenido acceso EL PUEBLO, pretende ser un “documento para la reflexión”, un punto de partida para que, “partiendo de una perspectiva histórica y atendiendo a la evolución de otros territorios comunitarios con especificidades”, mostrar “la realidad actual del régimen económico y fiscal de la Ciudad, compararla con el actual régimen canario y las pretensiones futuras de Baleares, identificando las posibles vías de modificación y las consecuencias que en su caso podría generar una negociación inadecuada”.


Según las conclusiones alcanzadas en el citado informe, el modelo “integración + periodos transitorios + excepciones”, que se siguió en Canarias podría ser un precedente susceptible de considerarse, llegado el caso, como enfoque para Ceuta y Melilla.


En este sentido, el documento señala que “Ceuta podría activar el artículo 25 del Tratado de adhesión, pero nos encontraríamos ante un régimen transitorio, un proceso hacia el cambio de estatus”. 


Si bien es cierto que “la mayor integración podría suponer el decremento de las especificidades”, el informe advierte que “evidentemente, esta situación extrema, tiene medidas correctoras que pueden minorar sus efectos”, como son “un régimen transitorio de adaptación de la economía a la nueva situación y un reconocimiento permanente de especificidades derivadas de las dificultades de la economía ceutí”.


En el caso de Canarias, las disposiciones para la introducción del Derecho comunitario tras su adhesión al Territorio Aduanero Comunitario se legisló a través del Reglamento 1911/1991 (base jurídica: artículo 25.4 del Acta de Adhesión).


Este Reglamento menciona expresamente, en la exposición de motivos, que la integración de las Islas Canarias en la Comunidad no resulta incompatible con el mantenimiento de una fiscalidad indirecta específica y, especialmente, el mantenimiento de la exclusión de las Islas Canarias del ámbito de aplicación territorial del IVA, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 26, en relación con el Anexo I, capítulo V, punto 2 del Acta de Adhesión y de sus especificidades en relación con los Impuestos Especiales.


Por tanto, desde Procesa señalan que “si Ceuta y Melilla se integrasen en algún momento en el Territorio Aduanero Comunitario, se podría mantener un régimen fiscal especial, siempre que la normativa que regule su adhesión, contemple este régimen, de acuerdo con lo establecido en el artículo 26, en relación con el Anexo I, capítulo V, del Acta de Adhesión de España”.


A este respecto, en caso de llevar a cabo una modificación del Régimen Especial Fiscal sin la modificación del Régimen Aduanero, “sería necesario que el nuevo Régimen fiscal se estableciera a través de leyes estatales que no fueran discriminatorias, de acuerdo con la normativa comunitaria, y cumplieran con la normativa de ayudas de Estado”, recoge el informe.


Tratamiento singular


Además, descartado que Ceuta y Melilla puedan lograr el estatus de región ultraperiférica de la Unión Europea, “nada impide, en principio, que Ceuta y Melilla, dadas sus circunstancias geográficas e históricas, deban de tener un tratamiento singular, tanto en la UE como en el ordenamiento jurídico interno”.


Este trato singular es una realidad “que ya existe” por todas las especialidades descritas anteriormente y que, en todo caso, “debería ser adaptado a las nuevas circunstancias”.


“Tenemos características muy parecidas a las RUP, y muy parecidas a las islas”, y por lo tanto “podríamos tener especificidades propias de algunas de ellas, y de alguna forma, comenzamos a tener reconocimientos específicos”, señalan en el documento. 


El artículo 51 del reglamento de Excepciones 651/14, refiriéndose al transporte marítimo y aéreo de pasajeros nos denomina “regiones alejadas”, y en su exposición de motivos nos equipara dentro de esa categoría a las RUP, Malta, Chipre, Melilla, las Islas de un Estado Miembro y las zonas con baja densidad de población. “Quizás deberíamos ahondar en el camino de las regiones alejadas y transfronterizas”, exponen.


Dudas


“Nuestra falta de acervo comunitario, nuestra especial singularidad, nuestro reducido tamaño y nuestra escasa presencia en los lobbys europeos, nos hacen dudar”, advierten desde Procesa, añadiendo que “las incertidumbres que se generan sobre nuestra capacidad de transformación y sobre nuestra fuerza geoestratégica se une a la poca capacidad hasta el momento de definición de nuestra propuesta”.


El informe subraya que “no debemos olvidar las consecuencias que una integración ‘por la fuerza legal’ suponen y que nos obligan a establecer el marco de las futuras relaciones en el campo de la negociación, de forma que además de conseguirse las especificidades adecuadas, sea necesario también establecer un período transitorio para dar tiempo a la economía de Ceuta a transformarse”. Pero es que, además, “los análisis de la situación de partida deben servir para establecer el modelo ideal a alcanzar, y en ello, el consenso institucional y funcional es fundamental”, .


Alternativas 


Desde Procesa señalan que “parece necesario, por razones de competitividad geoestratégica y en virtud de los cambios de nuestro entorno, realizar propuestas de mejora sobre la situación actual, que preparen nuestro futuro, generando más y mejores condiciones para una posible futura integración”.


Por ello, a partir del citado informe, se abre un período de reflexión para las asociaciones empresariales, sindicatos, y fuerzas políticas, al objeto de que realicen las aportaciones que consideren pertinentes al documento, discutan y rebatan sus postulados.


Para la elaboración del mismo se han utilizado distintas fuentes, de distintas tendencias, de ambas Ciudades Autónomas,  “tratando de llegar a consensos comunes”. Las mismas no se mencionan, dado que el documento “no pretende tener valor académico alguno, sino servir de instrumento para la discusión y el diálogo”. Las colaboraciones y comentarios que se puedan realizar sobre el mismo, deberán ser remitidas al correo de esta Consejería, en el plazo de un mes.

 

Los cambios estructurales artificialmente creados “pueden provocar tensiones económicas a ambos lados de la frontera”

Los partidarios de una mayor inclusión la presentan como la última fase de la integración de Ceuta, basado en la fuerza de la Unión, y en la necesidad de establecer relaciones comerciales que fomenten el incremento de nuestra economía. 


Manifiestan también porque dicho estatus consolidaría nuestra posición en Europa y frente a países terceros, generando menos incertidumbre hacia el futuro. 


En este sentido, el informe de Procesa indica que “es cierto que Ceuta desea una mayor integración, pero casi con seguridad Europa desearía una menor especificidad”, señalando que “son dos voluntades que necesariamente tendrían que llegar a un punto de encuentro por la vía de la negociación”. La voluntad de Europa en esta negociación “será la suma de las voluntades individuales del resto de los países miembros, mediante el mecanismo de la unanimidad”. 


En esta ecuación existe, además, por la situación geoestratégica de Ceuta un tercero: Marruecos, que además de ser un socio preferente de la Unión Europea, es aliado y a su vez objeto y objetivo de las consecuencias de las medidas que se adopten.  


 A este respcto, el documento elaborado por Procesa expone que “dejando de lado su opinión política, no es menos cierto que su opinión económica debe contar en cuestiones fronterizas y de vecindad. Algunas veces sin lógica para nuestra lógica, y otras en defensa de intereses que compartidos o no, no tienen por qué ser ilegítimos”, advierten. 


La existencia de Ceuta, con “sus problemas y dificultades”, constituye para Marruecos “un foco de referencia sobre el bienestar, atractor del turismo de calidad, referente educativo y suministrador de servicios sanitarios”. 


 El PIB de Ceuta en paridad del poder adquisitivo era ya hace diez años 7,6 veces más elevado que el de la región Tanger-Tetuan, y “no hay motivos para pensar que ello haya podido cambiar en estos últimos años, sobre todo, porque a pesar de los esfuerzos del gobierno de Marruecos por apoyar la economía del norte, esos mismos esfuerzos han provocado un efecto llamada sobre las regiones del sur, que posiblemente hayan colocado a esta región en los mismos o parecidos parámetros”. 


“El PIB de la región de Tanger-Tetuan caería un 3,5 %, y el de todo Marruecos un 0,25 %”, advierten desde la sociedad municipal de Desarrollo.


Marruecos en una situación excepcional 


Sobre este mismo asunto, el informe emitido señala que “evidentemente las economías de Ceuta y de la región Tánger - Tetuán están interrelacionadas, y las relaciones existentes no tienen solamente su explicación en el diferencial de IVA y aranceles, sino razones de empleo y sobre todo de necesidad de cubrir una demanda cada vez mayor de artículos básicos en un país en pleno desarrollo”. 


“El crecimiento de la economía de Marruecos beneficia a España, así como Marruecos se beneficia de la existencia de una Ciudad que va a seguir contribuyendo a la estabilidad del norte”, subrayan desde Procesa, a la vez que advierten que “los cambios estructurales artificialmente creados, pueden provocar tensiones económicas a ambos lados, por lo que sería más deseable es que si se producen, tengan el mayor nivel de consenso posible”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados