Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

EL PUEBLO
Lunes, 14 de mayo de 2018

Lo que tenemos y lo que podemos ganar y perder

Guardar en Mis Noticias.

Algo parece dejar claro el informe elaborado por Procesa sobre la Incorporación de Ceuta a la Unión Aduanera y la posibilidades, estrategias y posibles alternativas, más allá de los pros y contras, las tentaciones y peligros que se alternan en un juego de sombras en el debate sobre las ventajas e inconvenientes de la integración de la ciudad autónoma en la Unión Aduanera. En primer lugar, que una frontera por definición tiene dos partes en ambos sentidos, una de salida y otra de entrada, y las dos se encuentran afectadas por cualquiera de las decisiones que se tomen; y segundo, que tras analizar esos efectos y sus consecuencias inmediatas que afectarían en su totalidad al PIB,  parece necesario tener previsto un cambio estructural importante y una nueva estrategia de ciudad. Por ello, el Gobierno debería pensar hacia qué actividades a medio plazo puede dirigir su estructura productiva para mitigar el efecto total que supondría el cambio a corto plazo, teniendo en cuenta además que los efectos podrían ser peores si hubiese que renunciar a figuras adicionales del REF.


Y es que Ceuta se encuentra en estos momentos en una encrucijada para definir su modelo económico de largo plazo,  bloqueado ahora por un problema que antes no existía: el colapso de la frontera. En este juego de una de cal y una de arena que supone enfrentarse a la idea de entrar, de verdad, en la Unión Europea, muchos insisten en que es una oportunidad para poner solución a los puntos débiles” de la ciudad. Pero también existe el lado oscuro de la posibilidad de integrarse en la Unión Aduanera con una más que posible disminución de las ventas y de las importaciones y, por tanto, de la recaudación pública, con pérdida de empleos directos e indirectos. Por ello, es esencial que prime la prudencia y que todos seamos conscientes de lo que tenemos, lo que podemos ganar y perder como consecuencia de esa incorporación.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados