Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Miércoles, 16 de mayo de 2018
VIVIENDA

Indignación en los vecinos de González de la Vega tras el traslado Eloisa, de 101 años, a una Residencia

Guardar en Mis Noticias.

La mujer, de 101 años, fue llevada a un centro para estar asistida y cinco minutos después empleados de Obimace, trataron de sellar con bloques de hormigón la puerta de la vivienda en el edificio de la calle González de la Vega.

Eloisa, de 101 años, era ayer trasladada a una residencia donde recibirá los mejores cuidados, pero las circunstancias no eran las más proclives para que todo se desarrollara en condiciones adecuadas.

 

En torno a las once de la mañana se producía el problema en el edificio de la calle González de la Vega que está amenazado de deshaucio para los vecinos que aún quedan allí. Empleados de Obimace, empresa municipal, trataron de sellar la puerta de la vivienda en el edificio de la calle González de la Vega, con el objetivo de llegaron agentes de la Policía Local.  "Es que no han pasado ni cinco minutos desde que ella ha salido de la casa cuando querían colocar ladrillos para impedir el paso. Estaba su sobrino, tratando de recuperar efectos personales, sus fotografías, sus cosas. No había derecho", dijo una de las vecinas. "Pobrecita, llevaba cuarenta años viviendo aquí y que vengan a los cinco minutos a tapiarle la puerta no tiene ninguna justificación".

 

El sobrino de Eloisa es José Antonio y no daba crédito a lo que había estado a punto de ocurrir. "Yo solo quería guardar sus cosas, las de toda una vida. Estaba todo por recoger. Las fotos familiares... Sus cosas... No se pueden dar cinco minutos para tapiar", dijo.

 

Se da la circunstancia de que el máximo responsable de Obimace, la empresa que iba a realizar el tapiado, Gregorio García Castañeda, se personaba en el lugar y dándose cuenta de lo que estaba ocurriendo se mostró sorprendido y comprensivo, mandando a paralizar el tapiado.

 

Aún quedan seis vecinos, con niños, viviendo en un edificio en el que están bajo la amenaza del deshaucio. Están Santiago, María Jesús, José, Juan José, Carmen, Mauricio ..

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados