Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Viernes, 15 de junio de 2018

Amnistía Internacional exige que Marruecos también quite sus concertinas de las vallas

Guardar en Mis Noticias.

Amnistía Internacional advierte que “Marruecos debe hacer lo mismo con la suya, y las oficinas de asilo en frontera deberían funcionar de forma adecuada”

Ante las declaraciones del nuevo Ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en las que anuncia que una de sus prioridades va a ser la retirada de las concertinas en las vallas de Ceuta y Melilla, Amnistía Internacional ha declarado: que “en caso de llevarse a cabo, se trata de una medida positiva a la que Amnistía Internacional da la bienvenida, puesto que estos alambres de cuchillas han causado graves heridas a las personas refugiadas y migrantes que trataban de saltar las vallas, tal y como nosotros mismos hemos documentado durante años”, declaraba el director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán. 


“Tenemos testimonios de personas como Muhamed, de 20 años, procedente de Guinea-Conakri, que permaneció encaramado en la segunda valla de Ceuta desde las seis de la mañana hasta la una de la tarde, con una herida en la muñeca provocada por la concertina por la que tuvo que ser operado. Cuando le conocimos la marca de la operación se veía claramente y había perdido movilidad en la muñeca y el dedo pulgar”, asegura Esteban Beltrán.  


La organización pide, además, que el gobierno español exija a Marruecos que retire las concertinas instaladas en su territorio: “El alambre de cuchillas que se sigue utilizando en algunos segmentos de las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla, y el alambre de púas de la valla de Nador, Marruecos, rodeando la entrada a Melilla, entrañan peligros físicos innecesarios”, señala el director de AI España. 


La organización ha recordado que, tal y como indican los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley, España y Marruecos deben tratar de evitar la aplicación de medios que puedan ocasionar lesiones, como es el caso de las concertinas. 


Asimismo, la organización ha señalado que es necesario que se establezcan rutas legales y seguras para evitar que las personas refugiadas tengan que arriesgar su vida en el mar, saltando las vallas o cruzando hasta la Península en pateras y en los bajos de camiones. Por ejemplo, las oficinas de asilo en frontera, abiertas en Ceuta y Melilla, deben funcionar para garantizar que las solicitudes de asilo sean estudiadas de acuerdo con las normas internacionales. Y es que, aunque en 2015, el gobierno inauguró las Oficinas de Protección Internacional (puestos habilitados fronterizos de asilo), lo cierto es que solo las personas procedentes del conflicto sirio han tenido posibilidad real de solicitar protección internacional en ellas, tal y como Amnistía Internacional ha comprobado en sus últimas investigaciones.


Las ONG se pronuncian


Varias ONG se han pronunciado sobre las concertinas de Ceuta y Melilla. “Si esto se confirma, sería un paso muy positivo” afirma Rafael Lara, portavoz de la Asociación Pro Derechos Humanos, “lo que no sabemos es el condicional de la frase”.


Lara se refiere a la letra pequeña de las palabras de Grande-Marlaska que en su respuesta ha añadido que buscará que “haya un informe complementario para que se puedan tomar otras medidas”, ya que el ministro considera que “no se pueden llegar a esos niveles”. Las concertinas son cuchillas, acopladas en la valla de Ceuta y Melilla, que cortan el cuerpo a las personas que intentan saltar.


“No sabemos qué quiere decir con que hará todo lo posible. ¿Qué inconvenientes ve?” se pregunta Lara en una conversación con este diario, “¿hay inconvenientes para que se haga de manera inmediata?”. Desde Pro Derechos Humanos consideran que no debería haber dudas, “la orden de retirada se puede hacer ya. No hay que cambiar la ley, no hace falta buscar el consenso del Parlamento. Es una decisión puramente administrativa” concluye.


“Esperamos que haga lo mismo frenando las devoluciones en caliente”, comentan desde CEAR tras conocer la intención de Grande Marlaska.  Por su parte, Red de Inmigración considera que “es un paso imprescindible al que pedimos la máxima celeridad”.


2017, el TDDHH de Estrasburgo condenó a España por practicar devoluciones en caliente en su frontera sur. Según entran los migrantes, la Guardia Civil los expulsa, algo prohibido en la legislación internacional. El Gobierno de Rajoy, tras la condena, recurrió. Este nuevo Ejecutivo podría retirarlo. Para la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) este sería “el gesto definitivo”, según su secretaria general, Estrella Galán. Además, ellos apuntan también a la necesidad de eliminar la “legalización” de las devoluciones en caliente, que se permitían gracias a la Ley de Seguridad Ciudadana.


 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados