Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Raúl Lasa
Jueves, 28 de junio de 2018
Educación

La Ciudad homenajea a maestros y profesores el año de su jubilación

Guardar en Mis Noticias.

Pocas profesiones tienen el privilegio de recibir un reconocimiento tras una vida dedicada al trabajo. Tan solo los funcionarios, los policías y miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuando finalizan sus años de ‘servicio’ reciben un reconocimiento por parte de las autoridades. Este merecido homenaje han disfrutado este mediodía los docentes que se jubilan en este curso escolar tanto en el nivel de Educación Infantil y Primaria y en el de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato.

El acto tuvo lugar en el Salón del Trono del Palacio de la Asamblea y contó con la presencia del presidente de la Ciudad, Juan Vivas, acompañado del consejero de Educación y Cultura, Javier Celaya y el director provincial del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, León Bendayán.


En un acto marcado por la emotividad, intervinieron leyendo sendos discursos, María Dolores Villodres Enríquez en representación de los maestros; Adrián Ruiz Laso en nombre de los profesores; y el presidente, Juan Vivas. 


El momento más emotivo del acto fue la proyección de un vídeo en el que compañeros y alumnos de los maestros y profesores que se jubilaban este año les recordaban y les deseaban lo mejor para sus próximos años. 


Y el momento más triste se vivió al recordar a los que no están, a la maestra Cristina Acevedo Ruiz y al maestro Javier Cantero Ocaña. Personas cercanas a ellas recogieron su placa conmemorativa y ambos recibieron una cerrada ovación por parte de los presentes. 


El presidente Vivas, por su parte, ensalzó la labor de los docentes y destacó su gran importancia en la sociedad: “Lo que habéis sembrado se ha convertido en el éxito de los ceutíes”.


Para Juan Vivas, los profesores y maestros son “imprescindibles” y son vitales para el futuro de las personas.
También quiso destacar el presidente el amor a la profesión y la vocación que demuestran unos trabajadores que ejercen también fuera de sus aulas y que consiguen despertar el ansia y el interés por la Educación y por la Cultura. 


Por último, les expresó sus deseos para unos próximos años muy fructíferos y recordó que su labor será recordada: “El que permanece en el recuerdo nunca muere”.


María Dolores Villodres recordó sus prácticas en Ceuta, sus años de maestra y directora en Jerez, “mi segunda casa” y posteriormente su vuelta a la Ciudad con 52 años al colegio Santa Amelia, en donde ha dirigido este centro durante los últimos 12 años. Años que han sido muy provechosos y en los que consiguió el Premio Encina al Medio Ambiente en 2007 y la creación de un improvisado Salón de Actos, que la maestra pide ampliar aprovechando la presencia del director provincial del MECD.


El profesor Adrián Ruiz Laso pegó un ‘tirón de orejas’ a una administración “que nos ha hecho muy poco caso” y también resaltó la importancia de la educación en el ámbito familiar.


También destacó el homenajeado que “han sido muchos años de dedicación a la docencia”, pero no importa porque ahora viene lo mejor, ya que “los que nos estamos retirando ahora somos de muy buenas añadas”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados