Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
SAMUEL DUEÑAS
Martes, 3 de julio de 2018
SUCESOS

Se queman 4 hectáreas de cañaveral y matorral y una barraca en Arcos Quebrados

Guardar en Mis Noticias.

El SEIS ha estado durante horas controlando un incendio que provocó el ‘pánico’ entre vecinos y pacientes del Hospital

El Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) ha presenciado una jornada intensa de trabajo y que ha estado marcada por un incendio de rastrojo en Arcos Quebrados, justo a la espalda del Hospital Universitario. Así, los profesionales del cuerpo estuvieron más de dos horas para sofocar el incendio en jornada de mañana, mientras que por la tarde tuvieron que regresar hasta en dos ocasiones para refrescar la zona, ya que algunos focos comenzaron a coger fuerza de nuevo con motivo del viento.

 


Ante la llamada de los vecinos alertando del incendio, que comenzó en la zona baja, acudieron hasta el lugar de los hechos todo el personal que se encontraba de servicio, en total 10, además del jefe de guardia. Así, fueron cinco los vehículos desplazados hasta Arcos Quebrados para sofocar un incendio que acabó con cuatro hectáreas de cañaveral y matorral, además de una barraca.

 


El fuego fue difícil de controlar como consecuencia del viento. Además, generó una gran nube de humo, lo que alertó a los vecinos del Príncipe y a los pacientes del Hospital, que se vieron obligados a cerrar todas las ventanas para evitar que el humo se colase y provocase males mayores.

 


Por otra parte, la inmediata intervención de los Bomberos evitó que tres vehículos que se encontraban estacionados a la espalda del Hospital fueran calcinados, pues el fuego se quedó a escasos metros.
Finalmente, el SEIS pudo controlar el fuego pasada la media tarde, aunque este no fue el único incendio al que han tenido que acudir los Bomberos en esta jornada, pues por la Cortadura del Valle también se ha quemado media hectárea de rastrojo.

 


Con la llegada del verano los Bomberos piden máxima responsabilidad y prudencia para evitar incendios.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados