Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Martes, 10 de julio de 2018
DEFENSOR DEL PUEBLO

Marugán: “Ceuta y Melilla merecen la máxima atención de la Institución”

Guardar en Mis Noticias.

El Defensor del Pueblo llegaba ayer a la ciudad hermana de Melilla para conocer de primera mano los problemas y posteriormente, entre mañana y el jueves también girará visita a Ceuta. Fernández Marugán considera destacable el programa de la Ciudad Autónoma de Ceuta y la Universidad de Málaga para atajar las causas que llevan a los MENA a la calle.

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, iniciaba ayer lunes un viaje oficial a las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta para entrevistarse con representantes de la Administración y de la sociedad civil y conocer de primera mano la situación actual de estas ciudades. Fernández Marugán, que permanecerá ayer y hoy en Melilla y miércoles y jueves en Ceuta, visitará los centros de estancia temporal de inmigrantes (CETI) y el perímetro fronterizo de ambas ciudades, entre otros lugares.


Para el Defensor, que ya ha acudido a Melilla y a Ceuta en otras ocasiones, éstas son dos ciudades que “merecen la máxima atención de la Institución por las peculiaridades y problemas que tienen que afrontar debido a su situación geográfica”. 


Menores extranjeros no acompañados
En su última comparecencia en el Senado, Fernández Marugán destacó que le preocupa mucho la situación de los menores extranjeros en Ceuta y en Melilla. Para la Institución garantizar la defensa de los derechos de los menores extranjeros no acompañados siempre ha sido una prioridad. 


El Defensor considera que “son niños y niñas antes que extranjeros” y en numerosas ocasiones ha reclamado que se dote al sistema de acogida de recursos suficientes que permitan prolongar su protección una vez cumplidos los 18 años. 


En este viaje, Fernández Marugán quiere conocer de primera mano la situación en la que se encuentran estos menores. Las quejas recibidas en la Institución ponen de manifiesto que en Ceuta la situación ha mejorado y en este sentido, considera destacable el programa de la ciudad autónoma y la Universidad de Málaga para atajar las causas que llevan a estos menores a la calle. 


Los escritos recibidos desde Melilla reflejan que la situación de los niños y niñas que vagan por sus calles es más preocupante, si bien el Defensor tiene esperanza en que el programa anunciado por la ciudad autónoma dé resultados en breve.


Los problemas en la documentación de la residencia legal de menores tutelados por la entidad de protección de menores melillense cuando alcanzan la mayoría de edad también preocupan a la Institución. El Defensor ha formulado recomendaciones a la Consejería de Bienestar Social de la Ciudad Autónoma y a la Delegación del Gobierno para impedir que estos niños y niñas alcancen la mayoría de edad sin contar con la oportuna autorización de residencia y sin que se les haya expedido Tarjeta de Identidad de Extranjero. 


Menores sin escolarizar
Fernández Marugán prestará especial atención a su paso por Melilla por la situación de un grupo de niños y niñas nacidos en la Ciudad Autónoma, hijos e hijas de personas extranjeras en situación irregular, a los que no se les facilita la escolarización.


El Defensor mantiene abierta una actuación sobre este asunto con la Dirección Provincial de Educación de Melilla, tras conocer estos casos a través de la asociación Prodeim.


Concertinas y devoluciones automáticas
Desde 2005, el Defensor del Pueblo ha pedido la retirada de las concertinas en los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla. Fernández Marugán ha reiterado que el uso de concertinas es “de una crueldad extraordinaria” y se ha mostrado totalmente contrario a la utilización de estos mecanismos.  


El Defensor considera que en África se está produciendo un “efecto expulsión” de unos países en los que “existen unas condiciones de vida insoportables”, por lo que “es lógico que quieran venir como sea a esta parte del mundo para intentar tener una vida digna. En su opinión, para afrontar esta situación “no vale solamente con el control de fronteras, pieza muy importante, pero no única”. Fernández Marugán reclama “voluntad política, una dotación de recursos suficientes, una colaboración institucional y social imprescindible y ciertos cambios legislativos”.


Sobre las devoluciones automáticas de personas extranjeras, conocidas como “devoluciones en caliente”, Fernández Marugán recuerda que la Institución lleva desde 2005 mostrándose contraria a estas prácticas. En 2015, tras la aprobación de la Ley de Seguridad Ciudadana, el Defensor formuló recomendaciones  para que la figura del rechazo en frontera que establecía la ley respetara la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y la normativa internacional. Así, recomendó que siempre que se produzca un rechazo en frontera se dicte una resolución administrativa, con asistencia letrada y de intérprete e indicación de los recursos que se puedan interponer contra ella. En dicho procedimiento, el extranjero deberá recibir información sobre protección internacional y se verificará la posibilidad de acogerse a ella, que no es menor de edad o posible víctima de trata de seres humanos. Estas recomendaciones fueron rechazadas.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados