Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

EL PUEBLO
Martes, 25 de septiembre de 2018

Una cárcel que merece mucho más

Guardar en Mis Noticias.

El pasado 13 de noviembre, Ceuta dio un salto cualitativo en cuanto a su prisión. La ciudad pasaba de contar con un centro que se quedaba escaso y con una infraestructura que ya había dado mucho de si, a ver cómo se inauguraba una cárcel de última generación para la que se hizo una importante inversión que alcanzó los 130 millones de euros. Sin embargo, las altas expectativas que ya se encontraban desinfladas cuando se inauguró a medio gas el centro, se han ido haciendo cada vez más pequeñas hasta el punto de que los trabajadores salen a la calle a protestar por las condiciones de trabajo que tienen y exigiendo que se apruebe ya una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que permita dotar al centro con el personal que realmente necesita para que funcione en condiciones óptimas. Denuncian no sólo que son pocos, sino que a pesar de contar con una cárcel que podría albergar 1.400 internos, hay muchos presos ceutíes repartidos por todo el país que no pueden acercarse a su familia porque la prisión no está a pleno rendimiento. Los funcionarios temen por su integridad cuando tienen que vigilar, ellos solos, un patio con 80 o 90 presos y mientras, desde la dirección del centro se hace una leve mención a que se espera el aumento de plantilla durante el acto de la Merced. Y es que, aunque es verdad que se ha mejorado en la atención a los presos, que se ha dado un gran salto de calidad en el centro penitenciario, la realidad es que faltan manos y esa debe ser una reivindicación de todos. Los trabajadores no se deberían ver solos en una cruzada que conllevaría llevar a la prisión de Fuerte Mendizábal a donde se merece, a ser un centro de última generación, dotado y funcionando en condiciones óptimas. No es la primera vez que se vive un día de la Merced con posturas diametralmente opuestas, pero el bienestar de los presos y de los trabajadores debe ser un punto de encuentro porque, ya se sabe, cuando las reivindicaciones son unánimes se terminan escuchando.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados