Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

EL PUEBLO
Sábado, 29 de septiembre de 2018

La Educación no está para juegos políticos

Guardar en Mis Noticias.

Una vez más, y ya no se sabe cuantas van, la problemática de la creación de centros educativos en Ceuta sigue dando que hablar. Pero solo que hablar, ya que de momento no se producen hechos que se traduzcan en realidades que palíen las carencias en materia de Educación que tiene Ceuta.


Desde hace años, con Gobiernos centrales de distinto e incluso de igual signo, se ha proclamado a los cuatro vientos el hecho de que se iban a iniciar obras y construcciones para dotar a Ceuta de una mayor capacidad educativa en el plano de colegios e institutos. Aunque a la postre, no se ve resultado alguno. Tanto los Gobierno centrales como la Ciudad han estado arrojando la pelota en los respectivos tejados, pero en realidad no se han producido actuaciones concretas. Se habla, ni más ni menos, de la Educación. Tan importante como que supone el futuro de las generaciones venideras.


Lo cierto es que como nadie se pone de acuerdo, persisten los problemas. Este terreno, esta competencia... Señoras y señores: ya está bien de andar jugando al ratón y el gato. Ceuta tiene unas ratios educacionales que ponen de relieve que existe una carencia de medios para que los niños puedan ser educados en condiciones mejores.


Ciertamente no es un problema local la cuestión educativa. Cada vez que entra un Gobierno a nivel nacional se apresura a destruir el anterior sistema educativo e implantar uno nuevo, con los consiguientes problemas que se van acumulando.


En todo caso, es necesario que de una vez por todas se plantee un pacto de Estado firme, consensuado por las fuerzas políticas constitucionalistas, lejos de proyectos absurdos y que solo lleven a la fragmentación. Centrándonos en Ceuta, ya está bien de dar vueltas, de marear la perdiz, de arrojarse trastos a la cabeza. La educación no puede arma política arrojadiza.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados