Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Miércoles, 3 de octubre de 2018

El ‘Visor’ judicial con el que no se puede ver casi nada

Guardar en Mis Noticias.

Dos juicios celebrados ayer en la sala de vistas del Juzgado de lo Penal acabaron con la absolución de las dos personas juzgadas puesto que era imposible encontrar informes, actas completas e incluso sentencias anteriores de modo informático

Mañana aciaga en el Juzgado de lo Penal número 2 de Ceuta y no precisamente por la falta de diligencia de los profesionales, sino por la falta de medios informáticos que realmente funcionen. 


De hecho, dos de las vistas judiciales que estaban previstas ayer concluyeron, con sentencias absolutorias en firme, teniendo en cuenta que era imposible realizar acusaciones por causa del denominado ‘Visor’, una aplicación del Ministerio de Justicia, en el que teóricamente se encuentran todos los elementos (informes, pruebas, actas e incluso sentencias que pudieran afectar a procedimientos posteriormente relacionados), y que funciona cada vez peor.


Todo ello viene provocado por la decisión de eliminar el papel en las vistas judiciales, de forma que hay que recurrir siempre a medios informáticos.


En la primera de las  vistas orales se absolvió a un joven por haberse comunicado con su madre. Tenía, teóricamente, una orden de alejamiento y prohibición de comunicación, pero lo cierto es que la sentencia que lo condenaba a dichas medidas no aparecía por parte alguna.


De esta suerte, no había manera de refrendar el escrito de acusación mediante documentación en el ‘Visor’, por lo que no hubo más remedio que dictar una sentencia absolutoria que no recurrieron las partes, esto es, el Ministerio Fiscal y la defensa del acusado, que en principio se enferentaba a una petición de doce meses de cárcel.


El segundo de los casos era el de una mujer que estaba acusada de un delito contra la ordenación del territorio, por un asunto relacionado con una casa situada en la calle Virgen de la Luz, a espaldas del antiguo Hospital Militar. Tres cuartos de lo mismo: no había manera de localizar informes y documentación, de forma que se dictó sentencia absolutoria.


La Fiscalía tiene un margen de seis meses para presentar un escrito de acusación. Si lo requiere, se le facilita copia en papel, en el caso de que no esté digitalizada toda la documentación del caso, para que pueda ir agilizando. Si se incorporan pruebas con posterioridad a la redacción del escrito de acusación, se puede ampliar el plazo y por supuesto el propio escrito. Pero este no era el caso.


Páginas enteras ilegibles, promesas, por parte de los responsables de que se irán incorporando al expediente informatizado los informes, pruebas, actas e incluso sentencia, pero a la hora de llegar a juicio, en muchos casos no funciona nada.


Incluso se producen casos de escaneo ‘en negro’, es decir, que las páginas no pueden verse, de forma que en uno de los casos de ayer había hasta cinco de ellas que se encontraban completamente oscurecidas.


Los responsables de la judicatura, fiscalía y abogacíà se encuentran prácticamente a diario con este grave problema que impide hacer justicia. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados