Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Jueves, 4 de octubre de 2018

Juzgan a cuatro hombres por los disparos en varias zonas de Ceuta

Guardar en Mis Noticias.

Piden fuertes penas de cárcel, de entre 32 y 18 años, para cuatro hombres por varias tentativas de homicidio, tenencia de armas, lesiones y atentado

Cuatro hombres se enfrentan a peticiones de la Fiscalía de fuertes penas de cárcel a raíz de unos incidentes que se produjeron el día 30 de diciembre de 2012 en las inmediaciones del Príncipe. Se trataba de un tiroteo que al parecer se producía entre tres personas que se desplazaban en un Mercedes de color negro y dos personas que iban en una motocicleta. En total, a uno de los ocupantes de la motocicleta le piden ocho años de cárcel por cada una de tres tentativas de homicidio -24 años-, dos años por tenencia ilicita de armas y otros cuatro años más por atentado. En total, treinta y dos años, más una petición de multa por lesiones leves.


A las otras tres personas, que viajaban en el automóvil, se les piden a cada uno 16 años por dos tentativas de homicidio, más dos años por tenencia ilícita de armas. Todos ellos se declararon inocentes y no contestaron a pregunta alguna.


A la altura de la avenida Claudio Vázquez comenzaban los tiros. La motocicleta en la que iba uno de los acusados perseguía al Mercedes, con el que ya se habían cruzado disparos, y finalmente llegaban a la zona del Puente del Quemadero. Al llegar a la rotonda, el Mercedes fue detenido por la Policía Local, que realizaba un control de prevención en cuestión de seguridad del transporte público. 


A la altura del Cuartel de Caballería de Ceuta, hasta donde se prolongó la persecución de la motocicleta, este vehículo derrapó, cayendo sus ocupantes al suelo.


Ahí se inicia una intervención policial de alto riesgo: uno de los policías actuantes detuvo al piloto, mientras que el otro se abalanzó contra la persona que iba de copiloto, que en un forcejeo arrebató el arma reglamentaria del agente. Hubo un disparo que no alcanzó a nadie. El compañero del Policía se acercó al hombre armado, mientras que el otro huía. Lo encañonó y logró que depositara el arma en el suelo y se entregara, sin oponer resistencia.


Como consecuencia del forcejeo, el agente de la Policía Local al que le fue arrebatada la pistola reglamentaria sufrió heridas erosivas en la región frontral, codo derecho y rodilla derecha, así como sendos esguinces en los dedos segundo y tercero de la mano derecha. 


Mientras tanto, se producía una batida para encontrar un objeto que al parecer habían lanzado los ocupantes de la moto entre las rotondas del puente del Quemadero y de otra que se encuentra a unos cientos de metros, en sentido ascendente, y que se conoce como del Grifo. En el margen derecho de la carretera, en un montículo, los agentes encontraron una pistola. También hallaron en la carretera varios casquillos de bala. Uno de los agentes de la Policía Local que intervino en el hecho, indicó que había conocido, a través de Sala, que había un tiroteo. Mientras se encontraba en su puesto dijo escuchar tres impactos de bala en un árbol que se encontraba a su espalda y después el flujo de aire provocado por las mismas. En la sala explicó que la velocidad de desplazamiento de la bala es superior a la del sonido, por lo que era comprensible que hubiera tenida tal sensación.


El juicio continuará hoy con periciales y testificación de forenses, por lo que podría quedar esta mañana visto para sentencia en la Sección VI de la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta.

 

Peticiones de condena por delito contra extranjeros y falsedad

 

El Juzgado de Lo Penal número 1 acogió ayer por la mañana una vista oral contra tres hombres que estaban acusados de delitos de falsedad documental -dos de ellos- y contra los derechos de los extranjeros, el tercero de ellos.


Los hechos ocurrieron el día 16 de septiembre a las  19.25 horas. Tratraban de acceder a un transbordador con detino a Algeciras. Uno de ellos sabía que los otros dos no podían acceder a la península por ser ciudadanos extranjeros carentes de permisos o autorizacines para entrar en territorio nacional.


En todo caso, para la persona que habría cometido el delito contra los derechos de los extranjeros se le pide una multa, mientras que a los acusados de falsedad documental se les solicita un año y un día de cárcel a cada uno, más una multa.


 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados