Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
S. Dueñas/V. Saura
Lunes, 8 de octubre de 2018
POLÍTICA

«El Plan de Barriadas está funcionando y ha supuesto una válvula de oxígeno para las pymes de la ciudad»

Guardar en Mis Noticias.

El presidente, con fuerzas para afrontar una legislatura más, no tiene miedo al veredicto de las urnas, pero sí señala que no sería bueno para la estabilidad de Ceuta “coaliciones contra natura” como se han dado en otros lugares

El próximo mes de febrero, Juan Vivas cumplirá la mayoría de edad al frente del Gobierno de Ceuta. Hace dieciocho años, el presidente llegaba con la intención de dar estabilidad política a la ciudad, por donde en los veinte años de democracia habían pasado nueve alcaldes. El objetivo, señala, se ha cumplido, pero por el camino han surgido muchos retos más de los que ha hecho balance con EL PUEBLO en una entrevista en la que Vivas asegura estar satisfecho con el trabajo realizado y con fuerzas para seguir afrontando retos, como el del paro, que señala que hay que combatir con educación. Además, incide en cómo el Plan de Inversiones ya está dando sus frutos y logrando mover el empleo en el sector de la construcción.

 

Pregunta.- Va a cumplir 18 años al frente de la Ciudad Autónoma, ¿cuándo empezó se imaginó que estaría tantos años como presidente?
Respuesta.- Los comienzos fueron difíciles, nos precedía un tiempo de inestabilidad política y de mucha convulsión. En 20 años de democracia se habían producido nueve relevos en la alcaldía entonces, hoy presidencia, y nadie podía esperar que esto durara tanto, ni yo tampoco. El precedente, de un alcalde cada dos años, no auguraba este dilatado periodo de gobierno. Yo lo que me plantee era satisfacer una pasión que yo tenía, porque soy un enamorado de la función pública y de mi tierra. Me lo plantee como el objetivo de servir a unos fundamentos que para mi son irrenunciables: el derecho de los ceutíes a recibir unos servicios públicos equiparables al resto de los españoles; que la solidaridad con Ceuta, dadas sus peculiaridades, se materializara en hechos concretos como las peculiaridades fiscales; que no perdiéramos nunca de vista los intangibles de nuestra ciudad, es decir, el amor a España y la convivencia; y por último darle estabilidad institucional y política a la ciudad. Eso se ha conseguido en estos 18 años, lo que puede verse como que se ha agotado el ámbito de las aspiraciones, pero sigo teniendo ganas, y vamos atendiendo el día a día, ya que haciéndolo bien, el conjunto termina teniendo un resultado satisfactorio.


P.- De su continuidad se ha hablado mucho en los últimos meses. Usted ha dicho que tiene ganas, en la ciudad está claro que cuenta con respaldo, y a falta de que Madrid se pronuncie... ¿qué le motiva para querer continuar cuatro años más?
R.- Pues que me sigue apasionando Ceuta, la función pública y los retos que la ciudad tiene de cara al futuro. Además, creo, con toda humildad, que puedo ser útil al servicio de esos objetivos, para lograr que Ceuta siga avanzando. Así, como me encuentro con fuerzas y con ganas, es mi deseo someterme a la consideración de los ceutíes para que ellos sean los que tengan la última palabra de si tengo que seguir al frente del Gobierno o estiman que debe haber un cambio. Pero estoy en un partido nacional, muy orgulloso de pertenecer al Partido Popular, y es la dirección nacional quien tiene que valorar la situación y considerar si soy el mejor candidato para defender las siglas del PP. En cualquier caso, si yo no lo fuera, estoy seguro de que el PP presentaría al mejor candidato para Ceuta. 


P.- Sin embargo, los partidos de la oposición, llevan años diciendo que su forma de gobernar está agotada, y que ha finalizado su ciclo ¿cree que podría darse una coalición entre formaciones como Caballas, MDyC y PSOE para gobernar en la próxima legislatura?
R.- Los partidos de la oposición están en su derecho de decir que estoy agotado y es hasta lógico que lo digan, pero a quien le corresponde decidirlo es a los ceutíes, a los que todos nos tenemos que someter, para que emitan su veredicto. Lo que no me gustaría que le pasara a Ceuta es que la ciudad se convirtiera en lo que llegó a ser, o en lo que hemos visto en otros sitios del resto del país, un lugar gobernado por coaliciones contranatura, tripartitos, o cuatripartitos... creo que esa no es la mejor fórmula para garantizar la gobernabilidad y la estabilidad que requiere cualquier acción de gobierno. No ha sido bueno donde se ha producido y no lo fue en Ceuta en un momento en que lo raro era que los gobiernos cubrieran una legislatura completa. De esa manera es muy difícil que un proyecto prospere y, en una ciudad con las necesidades que tiene Ceuta, la estabilidad es un valor añadido y fundamental para mirar el futuro con optimismo.


P.- En 18 años ¿de qué logro se siente más orgulloso y qué espina se le ha quedado clavada por proyectos que no hayan podido salir adelante?
R.- Las motivaciones que me impulsaron a tomar la decisión de acceder a la presidencia, si hago un balance, es positivo. Con mucha humildad, dedicación y sinceridad, creo que en estos 18 años Ceuta ha cambiado para bien, ha mejorado en casi todos los aspectos. Hay personas que viven fuera y cuando vienen te dicen que esta es otra ciudad, y en realidad lo es, pero no ha sido sólo obra mía, ha sido obra de un equipo y hemos contado con el apoyo del Gobierno de la nación. Creo que hemos sabido gestionar bien las fuentes de financiación que hemos tenido a nuestra alcance, porque se ha producido una transformación de la infraestructura urbana de Ceuta muy notable en toda la ciudad, en el centro y en las barriadas. Se ha producido un avance muy significativo en todos los servicios fundamentales, pero también en los niveles de protección social, ya que en Ceuta está hoy mucho mejor atendida la discapacidad, los mayores, la dependencia... el nivel de renta per cápita es superior al que era, los incentivos económicos y fiscales son hoy mejor, no existían las bonificaciones a la Seguridad Social, las bonificaciones al transporte marítimo. Además, en cuanto al empleo, la cifra de cotizantes a la Seguridad Social cuando llegamos estaba en torno a los 16.000 y ahora es de 21.700. Creo que esto no ha pasado en ningún sitio de España, porque significa un aumento del 35% en el número de cotizantes.
La Hacienda de Ceuta, la que te permite atender los servicios básicos, hoy tiene 90 millones de euros más al año de los que había cuando nosotros empezamos nuestra andadura de gobierno. De eso estamos satisfechos y luego hemos dado la cara cuando se ha tratado de defender la igualdad de los ceutíes respecto al resto de los españoles. Creo que el balance es positivo y lo digo sinceramente. No obstante, me preocupa lo que le preocupa a los ceutíes. El paro es su preocupación y la mía también. Se trata de un fenómeno crónico y un problema estructural que tiene mucho que ver con las dificultades estructurales que existen para el desarrollo de la actividad económica de la ciudad y nuestros niveles de formación, y es ahí donde tenemos que poner el acento. Pero también es verdad que me pregunto qué hubiera pasado si no se hubiera producido el incremento de 5.700 cotizantes, ¿en qué situación sociológica se encontraría Ceuta?


P.- Hay empresarios, de los diferentes sectores, bastante preocupados por la situación económica y las singularidades de la ciudad, ¿qué mensaje les mandaría?
R.- Un mensaje de esperanza, de optimismo y de ilusión. No se si es políticamente correcto, pero es lo que necesitamos, armar nuestro ánimo de esperanza. A lo largo de su historia, Ceuta ha sabido enfrentarse a las dificultades y salir adelante. Ahora tenemos determinados componentes que han generado un clima de cierto pesimismo y hay que recuperar el optimismo. Ceuta tiene posibilidades y hay que contar con esos empresarios, porque ellos son los que están en el tajo y puede orientar eficazmente nuestras políticas. Además, hay que seguir en la línea de mejorar las comunicaciones y de mejorar la fluidez del tránsito transfronterizo. Cuando alguien viene a Ceuta se va sorprendido y con ganas de volver, así que el boca a boca funciona y lo que tenemos que hacer es acompañarlo de campañas de promoción, así como tratar de mejorar nuestros niveles de eficacia en la gestión  empresarial. Hay proyectos y programas alentadores también en el ámbito de la economía digital... por eso recomendaría optimismo, ilusión y que rememos todos a una para seguir encontrando nuevos yacimientos de empleo. Además, en el ámbito de la fiscalidad, hemos pasado del 50% al 60% en la bonificación del IRPF en esta legislatura, hemos establecido una bonificación en la tasa del juego online del 50%, hemos reducido en una cantidad muy importante el gravamen que pagan los servicios, a través del IPSI, en las operaciones interiores.  


P.- La apertura de la explanada de embolsamiento ha dado mayor fluidez al tráfico en la N-352, sin embargo la medalla se la ha colgado Delegación del Gobierno ¿qué ocurrió para que estando el PP en Delegación no se pudiera abrir la explanada antes?
R.- Porque los proyectos tardan en madurar. Lo cierto es que el Tarajal II, que también ha supuesto una herramienta al servicio de la fluidez del tránsito de mercancía, fue una medida que implantó el Gobierno del PP estando el PP en Delegación del Gobierno y que ha terminado de consolidarse con la administración actual. Y en el caso de la explanada, hubo que identificar la parcela, planificar las cuestiones de índole patrimonial, que redactar el proyecto, que ejecutar la obra y ponerla en marcha. Todo eso lo ha hecho la Ciudad Autónoma, pero lo importante no es quien se ponga las medallas, sino que se hagan cosas en beneficio de Ceuta y los ceutíes. Y no cabe la menor duda de que si eliminamos los colapsos de la N-352 y aumentamos la fluidez en el tránsito transfronterizo esto beneficia los ceutíes, y si los beneficia, todo lo que puede hacer esta administración lo hará, gobierne quien gobierne. Siempre lo he dicho, por encima de los intereses partidistas están los intereses de Ceuta. 


P.- El comercio ha sufrido bastante con los colapsos fronterizos, ¿qué se piensa hacer para dinamizar el sector?
R.- Queremos continuar colaborando en todo aquello que podamos para que el comercio atípico funcione de la mejor manera posible y vuelve a recuperar los niveles que tuvo, sin perjuicio de mantener el orden en el ámbito fronterizo y sus aledaños. Además, tenemos planteada una reforma del IPSI a la importación que queremos elevar al Gobierno de la nación y para la que ya hemos hecho las primeras gestiones. También estamos tratando de reprimir de manera muy eficaz el fraude en forma de infravaloración de las mercancías, que perjudica las reglas de la libre competencia y, por tanto, al empleo. Además, estamos intentando animar las actividades complementarias al comercio, así como de abaratar el billete del barco para que los peninsulares vengan, hemos establecido un vía de comunicación permanente con el sector a través del Observatorio del Comercio, y estamos peleando por la mejora de los incentivos fiscales en lo que concierne al ámbito tributario estatal. Tenemos una batería de medidas para seguir apostando por el comercio, por el turismo, por el puerto y por abrir brecha en el yacimiento emergente que es la economía digital. 
 

P.- Se ha logrado abaratar el precio del barco, tanto para turistas como para residentes, pero ¿considera que los ceutíes valoran el esfuerzo que se ha realizado por parte de la Ciudad Autónoma?
R.- Yo creo que sí. Los ceutíes saben que las comunicaciones en Ceuta forman parte de nuestra vida. La ciudad necesita comunicarse de forma ágil con la península y tiene que haber una vía accesible, cómoda y barata. Los ceutíes valoran que podamos ir a la península, pero también que los que viven en la península puedan venir a visitar la ciudad. 


P.- ¿Hay otras medidas que se estén barajando para atraer el turismo de la península, así como el de Marruecos, que tan importante se ha demostrado para la economía de la ciudad?
R.- Para atraer el turismo de Marruecos hay que mejorar la facilidad en el acceso a través de la frontera y, al margen de las medidas que ya hemos comentado y que afectan al comercio atípico, agilizando el paso de transfronterizos también se agiliza el paso de turistas. Además, espero que el Gobierno de la nación cumpla con los proyectos que el Gobierno anterior dejó encima de la mesa en relación a la reforma integral de la frontera, así como la reforma de la N-352. Mientras, pensando en el turismo de la península y Marruecos, tenemos que hacer lo posible por tener la ciudad animada durante los fines de semana con muchas actividades, y poner en valor los atractivos culturales, paisajísticos, o gastronómicos de Ceuta. Además, el Gobierno ha hecho una importante apuesta por poner en valor el patrimonio de Ceuta en los últimos años y  que este sea un reclamo más.


P.- Otra de las grandes apuestas del Gobierno en esta legislatura era el Plan de Inversiones en las barriadas, así como en el centro. Estas obras, que han cosechado críticas de la oposición están empezando a dar resultados, ¿está usted satisfecho con la marcha de las obras?
R.- El Plan de Inversiones ya es una realidad. Estamos viendo a la gente trabajar y las obras se están realizando. La lista es grande, quizás me quede alguna en el tintero, pero desde el punto de vista de las infraestructuras urbanas tenemos Claudio Vázquez, el Puente del Quemadero, las obras en el Puerto y el Ferrocarril, las campaña de aglomerado asfáltico, la pasarela de Miramar, Gran Vía y Jáudenes, y pronto vamos a tener Arroyo Paneque y la Plaza de Nicaragua. Quizás esta última sea la espinita que tenemos clavada, pero conlleva una problemática urbanística muy importante... Pero el Plan de Barriadas está funcionando, sobre todo las obras menores, y es positivo sobre todo por la válvula de oxígeno que está suponiendo para las pymes y los facultativos locales. Este era uno de los objetivos y se está consiguiendo.

 

P.- ¿Y en materia de equipación educativa?
Desde el punto de vista del equipamiento educativo, el CEIP José Acosta es prácticamente una realidad, lo mismo que el antiguo edificio de la UNED, o las obras acometidas en los distintos centros escolares incluyendo la retirada del amianto de las cubiertas. Mientras, en el área deportiva vamos a tener un nuevo Díaz-Flor que va a satisfacer de manera rotunda las legítimas aspiraciones de muchos deportistas relacionados con la natación y el waterpolo. Además, se están ejecutando dos campos de fútbol en el Príncipe. También se han inaugurado las nuevas instalaciones de la Federación de Fútbol, la pista de atletismo se va a empezar, siendo esta una cuestión que todos creían que no se iba a hacer. Además, queremos adquirir el edificio de Monte Madrid para recuperar lo que fue y convertirlo en un centro de atención integral al mayor. Y como colofón, sobre rehabilitación se ha actuado en Los Rosales y Santiago Apóstol, y antes de que acabe la legislatura queremos publicar los proyectos de Juan XXIII y de Príncipe Felipe. Nadie puede negar de que esta ha sido la legislatura en la que, tras la recuperación económica, la obra pública ha vuelto a tener el protagonismo que tuvo en anteriores legislaturas. Y eso influye en el empleo, ya en el sector de la construcción el empleo ha crecido un 15% en Ceuta y en los próximos meses irá a más. 


P.- Aunque la Educación no es competencia del Gobierno de Ceuta, ha hablado de proyectos en materia de infraestructuras educativas justo días después de que el director provincial hablara de que necesitan la cesión de parcelas para construir ¿en qué momento se encuentra la colaboración con el Ministerio?
R.- Con la educación no hemos volcado y debemos hacerlo. Pensamos que la competencia está bien donde está, en manos de la administración del Estado. Eso es una garantía para la calidad del servicio. Nosotros no queremos competencias de Sanidad ni de Educación porque consideramos que, junto con la Defensa y la Justicia, configuran los pilares fundamentales del Estado y creemos que deben estar en manos de la administración general, que es la que tiene capacidad y potencial para responder a las exigencias de los ciudadanos. 
El ámbito educativo es un pilar, porque el futuro de nuestra sociedad y de Ceuta está en la educación. Es el instrumento fundamental para conquistar la igualdad de oportunidades y de la igualdad de oportunidades se deriva la inserción social y la integración laboral. Por tanto, creo que la educación hay que mimarla y nosotros, sin tener competencias, nos hemos volcado con ella. Sin tener competencias, llevamos a cabo la construcción del Campus Universitario que hoy se ha convertido en un factor dinamizador de la enseñanza universitaria en nuestra ciudad y que está siendo el soporte en materia de infraestructuras fundamental para la estrecha y fructífera relación de colaboración que mantenemos con la Universidad de Granada y con la UNED. Nosotros nos peleamos para que Ceuta tuviera una biblioteca de la categoría de la actual, hemos llevado a cabo actuaciones de remodelación integral de centros escolares, la antigua sede de la Facultad de Educación, la reforma de la UNED. Hemos establecido la gratuidad de libros de texto porque creemos que facilita la igualdad de oportunidades y estamos dispuestos a ceder, previo cumplimiento de las formalidades que sean precisas, la parcela del Brull para que se construya un centro educativo y pondremos a disposición del Ministerio todo el suelo que sea de titularidad pública, y esté a nuestro alcance, para que se mejoren las infraestructuras. Tenemos que ser coherentes y si decimos que la educación es la clave para el futuro de Ceuta, tenemos que actuar en consecuencia. 


P.- ¿Habrá PGOU en esta legislatura?
R.- Ojalá. El Gobierno va a poner todos los medios a su alcance. Estaba pendiente de dos informes, uno por parte de Carreteras y otro sobre la servidumbre aeronáuticas. Y hemos solicitado apoyo a la Delegación del Gobierno y la administración general, que se nos ha prestado, y esperamos que en esta legislatura la aprobación del PGOU sea uno de los logros que justifiquen la misma. 


P.- Por último quería preguntarle qué proyecto le gustaría culminar como presidente de la Ciudad Autónoma y sí tiene alguna espina por algo que se haya quedado en el camino
R.- Me gustaría terminar todas las obras que están en marcha y que programas como el de la rehabilitación de viviendas en barriadas se confirmen y se incrementen en los próximos años, así como que nuestra promoción turística cuaje, que mejoren las condiciones de acceso de los turistas, tanto procedentes de Marruecos como de la península, que Ceuta siga generando confianza para la inversión, que nuestros pequeños y medianos empresarios encuentren en esta institución cobijo y a alguien que está con ellos y les apoya, que los ceutíes miren el porvenir con optimismo, así como que el conjunto de los españoles sigan entendiendo que aquí lo tenemos especialmente difícil en determinados ámbitos como es el desarrollo económico o para atender las consecuencias derivadas del hecho fronterizo, y que Ceuta siga siendo un ejemplo para el mundo de convivencia, de amor a España, de concordia y de estabilidad. Esas son mis aspiraciones y mis ilusiones. Y en cuanto a la espina, le he dicho que la pista de atletismo empezará y que la Plaza de Nicaragua también, me hubiera gustado que ambas estuvieran terminadas esta legislatura, pero no va a ser posible, y por lo menos me gustaría que empezaran antes de mayo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados