Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
SAMUEL DUEÑAS
Jueves, 11 de octubre de 2018
SOCIEDAD

Los funcionarios de prisión de Ceuta se encierran de manera indefinida y exigen una mejora salarial

Guardar en Mis Noticias.

“No entendemos como seguimos siendo el patito feo del ministerio del Interior y no se nos realiza una subida justa como se ha hecho con la Policía Nacional y Guardia Civil”

Un grupo funcionarios del Centro Penitenciario de Fuerte Mendizabal inició el pasado martes 9 de octubre un encierro cuya duración en principio es indefinida, hasta que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias atienda las demandas de mejoras laborales y salariales.

 


En este sentido, José María Raya, en nombre de la Asamblea de Trabajadores de Fuerte Mendizabal, organización que surgió en el Centro Penitenciario de Ceuta y que está al margen de los sindicatos, expresó que “entendemos que necesitamos que nos den unas mejoras laborales y salariales que venimos demandando desde hace tiempo y que son el aumento de sueldo al igual que se ha hecho con otros compañeros del ministerio”, matizando que “seguimos sin entender por qué se le da justa subida a la Policía nacional, Guardia Civil y examinadores de tráfico y sin embargo a los funcionarios de prisiones, que tenemos un trabajo tan peligroso o más como el resto de compañeros, no se nos da absolutamente nada”. “Nadie nos reconoce la labor que realizamos de cara a la sociedad, por lo que queremos es que la administración atienda nuestra justa demanda, que reitero pasa por una subida salarial importante del complemento específico para romper la desigualdad que hay con los compañeros de otras comunidades autónomas como la de Cataluña, que están cobrando bastante más que nosotros”.

 


Por otra parte, Raya explica que “también queremos que nos pasen al grupo B, como pretenden subir a la Policía Nacional y que nos suban los niveles, pues somos los que entramos con un nivel más bajo dentro de todos los cuerpos de la administración del Estado a pesar de que desarrollamos un trabajo muy peligroso”.
Acerca de hasta cuándo permanecerán encerrados, Raya explica que “en principio hemos decidido que sea indefinido, pues tenemos muy claro qué es lo que queremos y entendemos que la administración y los sindicatos se tienen que reunir para alcanzar un acuerdo satisfactorio para el conjunto de los trabajadores penitenciarios”, recalcando que “si la administración no ofrece nada a los sindicatos ni satisface a los trabajadores, seguiremos encerrados, pues no entendemos la contínua falta de respeto y menosprecio que se está dando a los funcionarios de prisiones en este país y como seguimos siendo el patito feo del Ministerio del Interior”.

 


En guerra con e equipo directivo del Centro Penitenciario

 


Acerca de si este encierro tiene algo que ver con las diferencias y enfrentamientos que existe por parte de los funcionarios de prisión con el director del Centro Penitenciario, José maría Raya informa que “el pasado lunes hicimos una convocatoria extraordinaria de la Asamblea de Trabajadores de Fuerte Mendizabal, que estamos en guerra con el equipo directivo del Centro Penitenciario, ya que estamos solicitando también la clasificación 1.1 para la prisión de Ceuta, pero principalmente el motivo de esta convocatoria fue que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias el pasado 25 de septiembre se reunió con los sindicatos e hizo una oferta ridícula que no tiene nada que ver con la que se ha realizado con otros colectivos del ministerio del Interior y tres días después la misma administración retiró la oferta, lo que nos parece una auténtica falta de respeto sobre nosotros”, destacó José María Raya.

 


Hay que recordar que actualmente en la prisión de Fuerte Mendizabal trabajan unos 200 funcionarios, aunque no todos están participando de este encierro por motivos de espacio. “Para realizar un encierro en condiciones necesitamos unas instalaciones mucho mayor y de momento no tenemos autorización por parte del equipo directivo para utilizar un local acorde al encierro que queremos desarrollar, por lo que de momento estamos en el local sindical, que tiene un espacio para unas diez personas”, concluyó Raya

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados