Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Sábado, 13 de octubre de 2018
PRESUPUESTOS

La Ciudad destina más de 85 millones a atender los bienes corrientes y los servicios

Guardar en Mis Noticias.

Dentro de este capítulo destacan los casi 17.508.500 euros para la recogida de residuos urbanos, los 6.500.000 euros de gastos de producción de agua, o los 5.500.000 euros para el tratamiento de residuos

Este jueves, la consejera de Economía, Hacienda, Administración Pública y Empleo, Kissy Chandiramani, presentaba los presupuestos generales de la Ciudad para el ejercicio 2019. Durante su exposición realizó un breve repaso por las cuestiones más relevantes de este nuevo presupuesto, haciendo entrega posteriormente del documento íntegro a los medios de comunicación.


Haciendo un estudio más exhaustivo del mismo, se puede observar que al analizar los ingreos en sus dos grandes divisiones, ingresos corrientes e ingresos de capital, se observa como los primeros se han incrementado un 2,69% y los segundos un 3,45% con respecto al presente ejercicio de 2018.


Curiosamente, todos los capítulos experimentan un importante incremento, excepto el Capítulo 3, relativo a la recaudación de Tasas y Otros Ingresos.


Este capítulo muestra como para el ejercicio de 2019 se ha presupuestado 28.938.425 euros, lo que viene a suponer un 9% menos que lo presupuestado para el presente ejercicio de 2018. Como se puede observar, el mayor peso de esos 28,9 millones de euros presupuestados por recaudación de Tasas y Otros Ingresos recae en Acemsa con 10,4 millones (por la recaudación de agua), en la Ciudad con 11,3 millones de euros, en Puerta de África con 2,7 millones de euros y en Amgevicesa con 1,7 miullones de euros.


Como se puede observar, los 274.359.598 euros de ingresos corrientes consolidados para 2019 son el resultado de la suma de 11,2 millones de euros obtenidos por impuestos directos, que vienen a suponer un 2,22% más que en el presente año 2018, de los 131,4 millones de euros procedentes de Impuestos Indirectos, que vienen a suponer un 1,9% más que en el presente ejercicio, de los 28,9 millones de euros procedentes de Tadas y Otros Ingresos, de los 102,3 millones de euros de Transferencias Corrientes, que también experimentan un crecimiento del 7,79% y de los 391.831 euros de Ingresos Patrimoniales, donde también se ha experimentado un descenso del 8,84% con respecto al pasado año.


Pero quizás el apartado a tener más en cuenta ya no deba ser el de los ingresos ya que la gran mayoría de estos ingresos de la ciudad son gracias a transferencias y compensaciones procedentes del Estado, sino el del gasto, en definitiva donde va a invertir o emplear el presupuesto el Gobierno.


En este sentido, tal y como aseguró Chandiramani, el presupuesto de gasto 2019 cumple con las directrices marcadas por el Plan de Ajuste de la Ciudad 2012-2022, que recoge un conjunto de rigurosas medidas de ajuste orientadas al control del gasto corriente, la minoriación de la deuda, el aumento del ahorro y, en definitiva, al cumplimiento del exigido equilibrio presupuestario. Todo ello sin renunciar al mantenimiento del empleo público, la ampliación y mejora de la prestación de los servicios al ciudadano, la atención principal a los colectivos desfavorecidos, la puesta en marcha de nuevas y mejores infraestructuras, el mantenimiento y puesta en valor del patrimonio, la apuesta por la educación y la cultura, la protección del medioambiente, el cuidado de los espacios públicos, el impulso de la seguridad y la convivencia ciudadana y, definitivamente, el compromiso con la mejora de la calidad de vida de los ceutíes.


Como se recoge en el documento presentado por la Ciudad, los gastos consolidados totales para este ejercicio 2019 alcanzan los 317 millones de euros, correspondiendo 238,7 millones de euros a gastos consolidados corrientes (el 75% del total) y 78,2 millones de euros (25% del total) a los de capital, con un incremento interanual del 3,53% para los primeros y del 0,60% para los segundos.


Los gastos corrientes consolidados están formados por los 123.127.250,76 euros (un 4,83% más que en el año precedente) de los gastos de personal, por 85.356.342,18 euros de gastos en bienes corrientes y servicios (un 0,1% más que el 2018), por 3.339.591,76 euros de gastos financieros (con un ahorro de 16 puntos), por 26.459.527,30 euros de transferencias corrientes (un 12.95% más) y por 500.000 euros del fondo de contingencia (misma cantidad que el ejercicio anterior).


Del análisis de los principales gastos consolidados corrientes, vistos desde cuatro grandes bloques: los gastos de personal, los gastos en bienes corrientes y servicios, los gastos financieros y los gastos derivados de la lucha contra la pobreza resulta que: Los 123.127.250,76 euros de gastos de personal suponen el 38,84% del total de los gastos de la Ciudad y sus entidades dependientes. Respecto a la contención del gasto de personal se continúa con la reducción de la temporalidad y el mantenimiento de las medidas adoptadas en ejercicios anteriores.


Los gastos consolidados en bienes corrientes y servicios ascienden a 85.356.342,18 euros, casi la misma cifra que el año precedente y representan el 26,92% del total de gastos consolidados. Ese incremento interanual destaca el esfuerzo del Gobierno en mantener gastos con un fuerte impacto en la economía local, destacando dentro de este capítulo los casi 17.508.500 euros para la recogida de residuos urbanos, los 6.500.000 euros de gastos de producción de agua, los 5.500.000 euros para el tratamiento de residuos, los 2.736.000 euros de consumo eléctrico, los 1.105.000 euros del contrato de limpieza de los colegios, los 1.200.000 euros de contratos de menores, los 1.049.000 euros del contrato de vigilancia de menores, entre otros.


Mención aparte merecen las partidas destinadas a paliar los efectos perversos de la crisis económica, siendo su componente principal la lucha contra la pobreza. El gasto social tiene su reflejo presupuestario directo en varias consejerías, por un lado la Consejería de Asuntos Sociales e Igualdad, por otro la Consejería de Medio Ambiente por la bonificación que realiza la sociedad municipal ACEMSA a colectivos vulnerables, la Consejería de Fomento con las ayudas a viviendas y la Consejería de Educación y Cultura con todo lo referente a becas. Indirectamente hay que sumar al gasto social el esfuerzo presupuestario en empleo, sanidad, menores, juventud, deportes, etc. Y es que, un ejercicio más la suma de los gastos, tanto en bienes y servicios como mediante transferencias corrientes, ligados a la atención de los colectivos más desfavorecidos asciende a 60 millones de euros aproximadamente, muestran el esfuerzo del Gobierno. Todo ello, sin considerar el gasto de personal asociado a cada servicio de atención a los citados colectivos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados