Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
E.P.
Domingo, 14 de octubre de 2018
TERRORISMO ISLAMICO

Alertan de la presencia de yihadistas infiltrados como inmigrantes

Guardar en Mis Noticias.

Grupos terroristas quieren enviar a sus “combatientes” camuflados entre quienes llegan en patera o saltan las vallas de Ceuta y Melilla

Varios grupos yihadistas que operan en el Sahel tienen entre sus planes inmediatos el envío de «moujaidines» (combatientes) a Europa camuflados entre los inmigrantes que utilizan pateras para llegar a la costa española o saltan los vallados de las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, según publicaba en su edición de ayer el diario La Razón.


La vía de la inmigración ilegal, ya ha sido utilizada por el Estado Islámico a través de Grecia. Francia, que desarrolla en la zona, principalmente en Mali, la operación «Barkhane» (antes «Serval») contra el terrorismo, cuenta con buena información al respecto y transmite las alertas correspondientes a los aliados occidentales. Dichas informaciones son incorporadas a las investigaciones en marcha para evitar la infiltración yihadista en Occidente.


En los últimos tiempos, los agentes encargados de combatir la inmigración ilegal han observado que entre las personas provenientes del Sahel hay individuos que por su corpulencia, agilidad, manejo de objetos contundentes o improvisación de dispositivos de ataque a las Fuerzas de Seguridad, han tenido entrenamiento de tipo militar o «guerrillero». No son cosas que se puedan aprender en internet sino que demuestran que existe un aprendizaje que sólo puede tener la finalidad de cometer actos ilícitos, entre ellos los de carácter terrorista.


El cabecilla de uno de los últimos saltos al vallado de Ceuta, en los que se registraron actos de gran violencia contra los agentes de la Guardia Civil, era un «militar» experto en guerrilla que venía desde Togo.


No se le pudieron probar conexiones con el yihadismo pero su sola presencia como cabecilla del salto fue considerado como un hecho «inquietante».


Fue detenido junto con los que protagonizaron los actos más violentos contra los agentes de la Benemérita y puesto en libertad bajo fianza. Los citados expertos subrayan que en el viaje a través de África se produce, por la dureza del trayecto, una «selección» natural que sólo superan los más fuertes y preparados físicamente, precisamente por haber tenido el entrenamiento adecuado.


En los últimos tiempos no han sido detectados, que se sepa, elementos yihadistas entre los inmigrantes (aunque algunos de los que en el pasado protagonizaron atentados o intentos de organizar redes terroristas habían llegado ilegalmente a España y otros paises de Europa a través del Estrecho de Gibraltar).


Ahora, las informaciones que se poseen indican que las bandas yihadistas incluyen esta vía para introducir a sus «moujaidines» en «los territorios de los infieles», como ellos dicen.


En África hay otros grupos yihadistas que en algún momento podrían intentar utilizar la vía de Ceuta y Melilla y la costa mediterránea de Marruecos para llegar a España y, por ende, al resto de Europa.


Los cabecillas de Al Qaeda y del Estado Islámico no cesan de animar a sus «combatientes» para que cometan atentados en esta parte del mundo. En su último mensaje, Abu Bark Bagdhadi, del Estado Islámico, lo expresaba de una manera contundente: una acción en Occidente vale por mil que podamos cometer en nuestro territorio.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados