Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
E.P.
Martes, 27 de noviembre de 2018
SUCESO

Fallece un ceutí de 80 años en Málaga, tras ser asaltado y rociado con lejía

Guardar en Mis Noticias.

Un hombre de ochenta años de edad, nacido en Ceuta pero que residía en Málaga, falleció después de ser asaltado, siendo víctima de un robo con violencia, en el transcurso del cual fue rociado con lejía.

Según el diario SUR, el hombre fue asaltado cuando iba a entrar en su casa, en la calle Juan Antonio Tercero, en la barriada Miraflores de Los Ángeles. El ataque tuvo lugar el pasado día 5 de noviembre y el hombre permanecía hospitalizado, aunque no pudo superar las lesiones sufridas. El juez que instruye el caso ha ordenado una segunda autopsia para determinar las causas exactas de la muerte.

 

La Policía Nacional, días después del robo y antes de que se produjera el fallecimiento de la víctima, detuvo a un hombre de 49 años como presunto autor. Se le acusa de varios delitos: robo con violencia e intimidación, lesiones y allanamiento de morada. Actualmente se encuentra en prisión. El individuo detenido era conocido del anciano y sabía que vivía solo.

 

El ladrón lo abordó a empujones y le hizo entrar en la vivienda, donde lo tiró al suelo y comenzó a golpearle. Tras propinarle varias patadas y rociarle la cara y el cuello con lejía, le sustrajo el dinero que llevaba encima: 170 euros.

 

Unos vecinos hallaron malherida a la víctima, que fue evacuada en ambulancia al Hospital Carlos Haya, donde pasó varios días ingresada para curarse de las lesiones sufridas en el ataque. Después, fue derivada al Hospital Chip, donde continuó encamada, tratando de recuperarse de las heridas. Murió hace justo una semana. Sus hijos, que viven en Madrid y Galicia, se enteraron del deceso por la llamada de una trabajadora social, que localizó a un sobrino de la víctima en Ceuta y le informó de lo sucedido. «Mi hermana y yo viajamos inmediatamente a Málaga y nos presentamos en el juzgado», relata uno de ellos. A su padre ya le habían realizado una autopsia tras su muerte en el hospital. «Nos iban a entregar sus restos, pero cuando se dieron cuenta de que había estado hospitalizado por una agresión, el juez ordenó una segunda autopsia (en la que tienen que participar dos médicos forenses, como establece el protocolo)», añade.

 

Al parecer, el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga está a la espera de recibir informes completos de los dos hospitales en los que estuvo ingresado para realizar ese segundo examen forense, que aún está pendiente. «Hasta entonces, no pueden entregarnos el cuerpo», apostilla el hijo.

 

Días después del robo, y antes de la víctima falleciera, la Policía Nacional detuvo como presunto autor a un hombre de 49 años de edad y natural de la capital. Los investigadores le leyeron los derechos por robo con violencia o intimidación, lesiones y allanamiento de morada, delitos que le han llevado a prisión, aunque la calificación jurídica podría cambiar en función de la segunda autopsia. 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados