Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
V.S.C.
Martes, 27 de noviembre de 2018
SUCESOS

La defensa de Román dirige la responsabilidad de la Comisión de la Vivienda a dos jurídicos de Emvicesa

Guardar en Mis Noticias.

El recurso contra el auto de procesamiento del 'caso Emvicesa' traslada la “sorpresa” porque ambas técnicos sigan como testigos y asegura que su testimonio, que sostiene la imputación de Román, es “interesado” para no “autoimputarse” en la causa

La imputación de Susana Román, exconsejera de Fomento, en el ‘caso Emvicesa’ se basa “en una normativa que no era de aplicación” y por tanto se le atribuyen “delitos imposibles en su comisión”. Así de contundente se inicia el recurso presentado por la defensa de Román, de la que se hace cargo Jorge Martín Amaya, ante el auto de procesamiento dictado por la jueza instructora del ‘caso Emvicesa’, Raquel Lucini. Un auto que mantiene la acusación a la que fuera consejera de Fomento por delitos de prevaricación administrativa, falsedad documental, y malversación de caudales públicos relacionados con la adjudicación de viviendas de protección oficial. 


La defensa intenta desmontar, a lo largo de una veintena de folios, los argumentos para imputar a Román, incidiendo en primer lugar en que la normativa aplicable para la adjudicación de las 170 VPO de Loma Colmenar -el único proceso por el que se imputa a la exconsejera- no es la Ordenanza sobre adjudicación de viviendas de la Ciudad Autónoma de 2006, si no el Acuerdo Marco entre la Ciudad Autónoma y el Ministerio de Vivienda. Un acuerdo suscrito el 13 de marzo de 2007 para la construcción de 600 viviendas, con fondos únicamente del Estado, y cuya adjudicación dependería de una Comisión Técnica de Evaluación constituida para esta finalidad y no de la Comisión Local de la Vivienda. Un acuerdo que los miembros de la Comisión Local de la Vivienda desconocían y de cuyo desconocimiento, la defensa de Román, responsabiliza a las dos jurídicos que asistían a este órgano.


Un “burdo” error
Señala el letrado de Román en el recurso, al que ha tenido acceso EL PUEBLO, que tanto la Policía, como el Ministerio Fiscal, y ahora la jueza instructora, parten de una normativa que, según ellos, resulta de aplicación para la tramitación del procedimiento, y que según entiende esta defensa supone el error que motiva la imputación. Un argumento que no es nuevo, ya que la defensa de la exconsejera ya presentó un recurso basado en cuál era la normativa de aplicación para exculpar a Román. 


Entonces, el Ministerio Fiscal se opuso motivando la continuidad de la imputación en un aspecto esencial y que ahora la juez hace suyo, cuestionando “cómo es posible que los integrantes de la Comisión de Local de la Vivienda pudiesen incurrir en un error tan burdo como era el no conocer la normativa que regula el órgano al que pertenecen y lo que es más importante, el procedimiento por el que se regula la adjudicación de VPO en la que participaban”.


Ahora, la defensa insiste en que la ordenanza de 2006 no era de aplicación y que Román, que acababa de llegar a Fomento cuando se realizó la adjudicación de las 170 VPO de Loma Colmenar, no fue asesorada por los técnicos de Emvicesa ni de la Comisión Local de la Vivienda sobre la normativa que regía el procedimiento. 


El recurso pone en duda el testimonio de Kissy Chandiramani, gerente de Emvicesa durante gran parte del proceso de instrucción y que sustituyó a Antonio López después de que fuera cesado por el Gobierno como gerente de la empresa de la vivienda. Así, se señala cómo Chandiramani afirma no conocer el Acuerdo Marco hasta que no se enteró por la prensa y que, tras analizar su contenido, es cierto que se plantea “una importante duda acerca de si era o no de aplicación la ordenanza o el acuerdo. 


Reunión de febrero de 2013
“Si ni tan siquiera conocía la existencia del Acuerdo Marco entre la Ciudad y el Estado, difícilmente por tanto pueda suponer su testifical una piedra angular de la imputación tal y como hace la juez A Quo en su resolución”, afirma la defensa de Román, quien también dirige el foco sobre la responsabilidad de las dos técnicos jurídicos que se encontraban en la Comisión Local de la Vivienda celebrada en febrero de 2013 y en la que se fundamenta la imputación de Román. 


En el acta de esta comisión figura cómo se trataba como orden del día “dar cuenta de la finalización de la adjudicación de las 170 viviendas en régimen de alquiler sitas en Loma Colmenar”, lo que da pie a que la defensa de Román incida en que “simplemente se daba cuenta de la finalización de la adjudicación sin que la Comisión ostentase en dicha adjudicación condición de órgano de selección”. “Hasta tal punto fue así, que incluso ya se habían estado firmando contratos con anterioridad a dicha reunión -desde noviembre de 2012- algo que era público y notorio, y de lo que se hizo eco la prensa”, argumenta el recurso. 


“Nadie, absolutamente nadie de aquella Comisión y principalmente la jurídico que participó en la misma, hizo ninguna advertencia de legalidad a los que allí se reunieron poniendo en conocimiento que aquel proceso de adjudicación no era el habitual, sino que al tratarse de viviendas de Protección Oficial financiadas íntegramente por la Administración Central, resultaba de aplicación el Acuerdo Marco de 2007”, subraya la defensa de Román para incidir en que la exconsejera tenía un cargo político y no técnico-jurídico dado que para eso están las dos existentes en Emvicesa, a pesar de que ninguna de ellas puso de manifiesto que la competencia no la tuviera la Comisión Local sino la Comisión Técnica de Evaluación.


La defensa de Román no esconde su “sorpresa” porque las dos técnicos de Emvicesa “continúan como testigos pese a su responsabilidad en la citada Comisión Técnica”. De la primera de ellas, señala que se limitó a sostener que ella desconocía absolutamente todo y que poco más que se trataba de una mera transcriptora administrativa de las actas, algo muy similar a lo que sostuvo en sus dos declaraciones la otra técnico, quién asegura que a ella como secretaria de la Comisión no le corresponde realizar asesoramiento jurídico ni advertencias de legalidad. “Obviamente no puede decir otra cosa porque de lo contrario estaría ‘auto imputándose’ en las presentes actuaciones por lo que tiene un marcado y evidente interés en este procedimiento”, asegura la defensa de la exconsejera para lamentar que, pese a lo expuesto, su declaración testifical “supone base de la imputación de los tres delitos” a Román.


Para desmontar el testimonio de la secretaria de la Comisión, la defensa de Román señala cómo fue esta técnico quien elaboró los contratos de las 170 VPO de Loma Colmenar que luego la exconsejera se “limitó” a firmar. Unos contratos que, incide el recurso, contienen “manifiestas diferencias” respecto a los de otras viviendas adjudicadas según la ordenanza de 2006 y en los que se hace referencia a la Comisión Técnica de Evaluación, a pesar de que después la técnico sostiene que no era de aplicación el acuerdo marco que regulaba esta comisión. 


¿Quién ordenó elaborar los contratos?
Para la defensa de Román, ante estos contratos, cabe hacerse varias preguntas cómo si acaso esta jurídico no sabía que no existía aún la adjudicación de las viviendas, quién le dio el listado de los adjudicatarios, o que si lo consideró, por qué no avisó a la nueva consejera y por qué pasó estos contratos -firmados antes incluso de la reunión de febrero de 2013-  al área de Fomento y a la de Fianzas de Emvicesa sin avisar. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados