Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Contigo Somos Democracia Ceuta
Viernes, 30 de noviembre de 2018
OPINION / Contigo Somos Democracia Ceuta

Un camino equivocado

Guardar en Mis Noticias.

Todo funciona en base a la idea de quede bonito y llegue a la gente, y para eso están esos medios áulicos, que aparte de aplaudir tuercen sus rodillas como si ante la mismísima santidad estuviesen.

 

Es el dinero el que hace y deshace, el que compra voluntades vacías, egos sin identidad,  el que hace cambiar de opinión a quienes dicen tenerla. Todo sea por la subvención del canciller, ese que ha sumido a esta ciudad en un estado de depresión silenciosa, el que viene dejándola sin recursos, y que todo lo intenta arreglar con aquello de bonita y marinera. Ceuta no es más que un pueblo cuya fortuna se quedaron unos pocos.


Las idas y venidas de los senadores resultan patéticas. Por sus manifestaciones uno se hace a la idea de que vienen de un campo de batalla, exhaustos y con cientos de triunfos en la mano, cuando en realidad no hay nada, es todo simple propaganda para marear a una concurrencia que asiste impávida ante tanta ineficacia e hipocresía.

 

Cuando estaban en el Gobierno nada solucionaron y ahora pretenden hacerlo desde la oposición. Sus últimos partes de guerra indican que la frontera está en vías de solución. Nada nuevo. El Tarajal es uno de los problemas más graves que tiene esta ciudad.

 

El PP quiso arreglarlo aplicando mano dura. El PSOE abrió las puertas para que entraran todas las veces que quisieran, en un intento de crear clima para dialogar, pero ¿qué tipo de diálogo busca el PSOE y con quién? Hasta ahora sus contactos se han limitado con  quienes pueden decidir quién pasa y quien no. Un nivel flojo y sin mayor influencia, pues tales interlocutores, parte de los mismos, son personas con intereses en el tráfico de mercancías, por lo que les invalida para tratar cualquier mejora del paso fronterizo, tanto que impusieron su deseo de que se liquidara la vieja práctica del PP de fiscalizar coches y conductores, así como la prohibición de paso para las motocicletas.

 

Y no sólo consiguieron eso ante un PSOE condesciéndete y presto a satisfacer, si no también que se limitara a dos bolsas máximos el paso de mercancías a pie, lo que vino a multiplicar el número de vehículos y motocicletas dedicados al porteo, una forma de acaparar y dominar el porteo y su capacidad de flujo. Un auténtico monopolio que no ceja en su empeño de dominarlo todo. Y sus motivos tienen, ya que son muchos los millones en juego.

 

Son reuniones de puros mercaderes con autoridades ceutíes, y lo que menos se mira es el perjuicio que se causa a la población ceutí, eso no dejan que se ponga encima de la mesa, si es que la hay, porque casi todo se hace de pie y con prisas. La población ceutí no tiene ningún valor para toda esa cuadrilla de compradores y vendedores. El PP y el PSOE hacen el mismo camino y nada van a conseguir.

 

Hay que cambiar la ruta, aplicar un nuevo rumbo. Y este no es otro que una Consejería de Vecindad que explore los caminos que llevan a esos centros de decisión capaces de solucionar el gravísimo problema de los pasos fronterizos.

 

Con nuevas ideas y con capacidad para ofrecer soluciones compartidas con inversiones en la zona para mitigar la dependencia de la frontera, ideas que tengan como objetivo favorecer a todas las partes, buscando desarrollo mutuo en base a un diálogo que tenga como fin mejorar la vida de las personas. Y para eso Marruecos nunca dirá no.

 

No solo falta voluntad política, si no también capacidad y conocimiento de los caminos y vínculos a fortalecer. La mano dura del PP y la condescendencia del PSOE no son el mejor  antídoto para todos los problemas que llegan desde la aduana. 

 

Contigo Somos Democracia Ceuta

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Viernes, 14 de diciembre de 2018 a las 14:43
Arco
Señora Mohamed, ya con estos apellidos lo dice todo, nunca podrá ser democrática, perteneciendo a una secta como el islam, que domina en todo los apartados de la vida, y mucho menos me intenté convencer, que es feminista, cuando su religión dice que vale menos que cualquier hombre.
Para ser libre, se tiene que nacer libre, crecer libre y pensar con libertad.
Alguna vez en su vida a podido hacer eso?
Quiero comer un trozo de jamón, o quiero desayunar a las 8 en Ramadán, o mejor ir a rezar con los hombres, en el mismo lugar y sitio.
Lo de Caballas, es una vergüenza, que unos cuantos marroquíes de pasaporte rojo quieran decidir que hacer en Ceuta.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados