Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Lunes, 3 de diciembre de 2018

Comienza la festividad hebrea de Janucá, la Fiesta de las Luces

Guardar en Mis Noticias.

La plaza Nelson Mandela acogerá el encendido de un candelabro de ocho brazos y posteriormente se repartirán los tradicionales buñuelos de chocolate

Ayer domingo por la noche empezó la festividad de Janucá, y por este motivo la Ciudad ha organizado para hoy lunes día 3 de diciembre la celebración de esta festividad en la Plaza Nelson Mandela con el encendido del candelabro de ocho brazos a partir de las 20.00 horas, para seguidamente, a las 20.30 horas desarrollar un espectáculo y repartir los tradicionales buñuelos de chocolate entre los presentes.


La vicepresidenta primera de la Asamblea, Rocío Salcedo, junto al consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, y varios miembros de la comunidad judía de Ceuta, presentaba este pasado miércoles en el Salón del Trono del Palacio de la Asamblea el cartel anunciador de la festividad de Janucá.  Tras el acto de presentación, al que asistió la autora del cartel, Piedad Abecassis, el rabino Jacob Levy, resaltaba a los presentes lo que significa la festividad de Janucá y cual fue su origen, poniendo de manifiesto que hace aproximadamente 2200 años en Jerusalén, en la época en la que dominaba el imperio greco-sirio, entraron en el templo de Jerusalén y lo profanaron, siendo unos tiempos muy difíciles ya que no dejaban que el pueblo de Israel pudiera llevar a cabo su religión, prohibiendo estudiar la torá, prohibiendo respetar la Shabat (el sábado) e incluso prohibiéndoles realizar la circuncisión. 


El fin de este complicado periodo lo consiguieron los asmoneos, que vencieron a los miembros del imperio greco-sirio, recuperando el templo que se había profanado en Jersualén y encontrando en su interior una pequeña lata para encender el candelabro de siete velas. El rabino indicó que dicha lata, cuya duración inicial era de un solo día, duró un total de ocho días, algo que fue considerado como un milagro, celebrándose desde entonces la festividad de Janucá, encendiéndose el candelabro de ocho velas para rememorar ese acontecimiento.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados