Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Domingo, 9 de diciembre de 2018

Nace en Ceuta la Agencia de Cooperación Transfronteriza

Guardar en Mis Noticias.

“Podemos ser un instrumento útil y necesario para establecer conexión, fomentar el contacto con Marruecos y buscar soluciones coordinadas para que la frontera deje de ser un obstáculo”

Esta semana se ha constituido de manera oficial la ‘Agencia para la cooperación transfronteriza de Ceuta (ATCT), que está formada por una junta directiva de siete personas con Abdelmalik Mohamed a la cabeza. En este sentido el objetivo es promover vínculos, como bien asegura el presidente de la propia agencia. “El problema de la frontera es tan complejo que necesita de otros actos y en ese sentido pensamos que la agencia puede ser un instrumento muy útil y necesario para establecer conexión, fomentar el contacto con Marruecos y buscar soluciones coordinadas para que la frontera deje de ser un obstáculo y sea un elemento de progreso y bienestar para todos”.


Abdelmalik informa que “la idea es firmar convenios con entidades marroquíes para realizar intercambios culturales”. Además, recalca que “una cuestión que nos interesa mucho, en la que estamos trabajando y que ha recibido con simpatía las autoridades marroquíes, es poner en marcha una señal vinílica para todos los vehículos que estén matriculados en Ceuta para distinguirlos del resto. Es algo que ahora mismo no existe y que es muy necesario”.


Abdelmalik informa sobre la señal vinílica que “todo se va a hacer a través de una página web, de manera que el titular del vehículo podrá solicitar su señal vinílica y podrá solicitar el cuestionario para que nosotros desde la agencia le contestemos y le enviaremos la señal para que la ponga en la parte delantera y trasera del vehículo”.


La señal vinílica estará “condicionada” según el presidente de ACTC, reseñando que “el coche tiene que tener su admisión temporal -carta verde- y su vigencia será la que tenga la propia carta verde, de forma que podremos identificar a aquellos vehículos que están matriculados en Ceuta”.


Desde ACTC se está preparando también unas peticiones que irán ddirigidas a las autoridades marroquíes para que puedan beneficiar a los ceutíes. Entre las cuestiones solicitadas estarán la devolución del IVA o la puesta en marcha de la guía verde. 


Los fines entre otros es promover el ideal cívico-humanista fundamentado en la filosofía de la acción, absolutamente comprometidos con la ayuda y el desarrollo, como fórmula de transformación de las sociedades más desfavorecidas, además de cooperar en todos los proyectos que signifiquen desarrollo cultural, material y humano hacia todas las personas en situación marginal o difícil, tanto en Ceuta como en cualquier ciudad, pueblo o aldea de Marruecos.


En esta línea de actuación se pretende también intercambiar experiencias, colaboración y conocimientos con ONG´s de Marruecos, así como trabajar para que la asociación pueda disponer de suficiente información sobre trámites administrativos diversos -sin exclusión de ninguno de ellos-, ya sean de tipo civil, administrativo, comercial, de tipo inversor o cualquier otro en Marruecos, al objeto de poder facilitar su gestión a todas las personas que lo soliciten en las oficinas de la asociación de Ceuta.


Otro de los puntos que marca los fines de la asociación es promover desde un enfoque multidisciplinar y de trabajo en red, una nueva conciencia social en Ceuta y su entorno, de modo que contrariamente a lo que podría deducirse de las diferencias oficiales entre España y Marruecos con respecto a Ceuta, la vecindad de esta ciudad con su hinterland marroquí inmediato, si bien no está exenta de problemas, no se entiende sin las palabras cotidiana y beneficiosa. Se trata de fomentar una nueva conciencia para un nuevo futuro, estableciendo nuevos puentes de cooperación, en la búsqueda de nuevos procesos de progreso y bienestar para la zona, sin que la línea fronteriza implique perjuicio o contratiempo.


La intención es potenciar un clima de vecindad y amistad suficientemente sólido que permiita realizar actuaciones de tipo económico, social, cultural o de cualquier otra índole, aprovechando las sinergias de este polo de desarrollo entre Ceuta, Frideq y otras poblaciones adyacentes, así como el establecimiento de nuevos espacios de cooperación con los operadores económicos y del comercio exterior.


La ACTC entregará mañana en Delegación del Gobierno los Estatutos y espera contar con el respaldo de Ciudad y Delegación de Ceuta para luchar de la mano y remando en la misma dirección en beneficio de una frontera más fluida y que beneficie el comercio y economía de Ceuta.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Domingo, 9 de diciembre de 2018 a las 13:34
Gauri
Más sacadineros, barra libre.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados