Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 11 de marzo de 2016

Euroavergonzada

Guardar en Mis Noticias.

Si, avergonzada de lo que se ha convertido la Unión Europea, aquella que, por decisiones tomadas en base al imperialismo económico e intereses de unos pocos, se saltan a la torera el Protocolo n° 4 al Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales reconociendo ciertos derechos y libertades además de los que ya figuran en el Convenio y en el primer Protocolo adicional al Convenio (1963), que dice en su artículo 4 ‘Quedan prohibidas las expulsiones colectivas de extranjeros’’ . Que conste que la palabra ‘’extranjeros’’ no la comparto, la sustituiría por ‘’personas’’.

 

Además, también nos encontramos con otra cita, nada más y nada menos con el punto 1 y 2 del artículo 33 de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de las Naciones Unidas de 1951, Prohibición de expulsión y de devolución: Ningún Estado Contratante podrá, por expulsión o devolución, poner en modo alguno a un refugiado en las fronteras de los territorios donde su vida o su libertad peligre por causa de su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social, o de sus opiniones políticas.

 

Sin embargo, no podrá invocar los beneficios de la presente disposición el refugiado que sea considerado, por razones fundadas, como un peligro para la seguridad del país donde se encuentra, o que, habiendo sido objeto de una condena definitiva por un delito particularmente grave, constituya una amenaza para la comunidad de tal país.

 

Y si, cuando se refieren a refugiado (al que añadiría refugiada) se refieren a todas, todas aquellas PERSONAS que huyen de la guerra, del miedo, del terror, de las pesadillas que han sufrido durante años, meses, donde, con tan sólo la mirada de una niña descubrirán que la agonía y la incertidumbre residen en cada uno de los paso que dan. Es vergonzoso que se mire hacia otro lado y que se olviden de los DERECHOS HUMANOS, que más allá de ser una palabra bonita, es algo que IDENTIFICA LA HUMANIDAD, esa humanidad perdida en la ‘’Gran Europa’’.

 

Ya lo dijo el responsable de ACNUR, ‘’La expulsión directa de extranjeros hacia un país tercero no es compatible con la legislación europea ni con la legislación humanitaria internacional” y es que, tal y como he señalado al comienzo de este artículo, se han saltado todos los convenios, tratados que blindan los DDHH, el Convenio Europeo se ha ignorado en sus artículos 3, 13 y totalmente pisoteado el protocolo IV, la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

 

88%. Si, es la cifra de personas que han huido de la guerra, la violencia o la persecución. Y, como expuso Pedro Sánchez ‘’Yo me opongo con todas mis fuerzas a los términos que establece este principio de acuerdo entre la UE y Turquía porque es inmoral y también parece ilegal. Inmoral porque va en contra de los principios y valores fundacionales de la Unión Europea, que hay que recordar que son el respeto a la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto a los derechos humanos’’.

 

¡UE, despierta, porque con los Derechos Humanos no se juega!

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados