Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carlos Folch
Martes, 5 de abril de 2016

Las nuevas elecciones

Guardar en Mis Noticias.

Cómo han cambiado las cosas desde las ultimas elecciones generales? ¿Cómo ha afectado la no investidura del Secretario General del Partido Socialista Obrero Español, a las expectativas electorales de cada partido? ¿Quién ha ganado y quién ha perdido con las negociaciones de las últimas semanas? En un escenario inconstante, caprichoso y sometido a cualquier cambio en cualquier momento, estas son las secuelas que dejan las semanas posteriores al frustrado intento del Partido Socialista Obrero Español.

 

El Partido Popular ganó las elecciones, pero perdió 63 escaños y cualquier posibilidad de gobernar. Ningún partido quiere al candidato del Partido Popular de presidente y el Partido Popular no quiere un presidente de otro partido. El Partido Popular no está dispuesto a facilitar el gobierno de un Partido Socialista Obrero Español, que cosechó el 20-D el peor resultado de su historia e insiste en pactar una “gran coalición” a la alemana con socialistas y Ciudadanos. De ahí no se ha movido ni un centímetro. 

 

Si hay nuevas elecciones, el Partido Popular ya ha anunciado que volverá a presentar al mismo candidato, algo que no parecía tan claro hace unas semanas. El mensaje que ha mandado el Partido Popular durante el debate de investidura iba dirigido a sus propios votantes. En el Partido Popular se cierra filas en torno al líder, vender la idea de que no existe la capacidad de que se forme otro gobierno que no sea el que encabece el Partido Popular. En principio, un escenario electoral creo que sólo puede ser ventajoso para el Partido Popular. O se ensancha el bloque de la derecha porque crece Ciudadanos, lo que podría permitir al Partido Popular formar gobierno con ellos, siendo este escenario político lo más deseado por la gran mayoría de los españoles. O se da una ascenso de Podemos sobre el Partido Socialista Obrero Español, lo que comprometería la posición del Secretario General de los socialistas y podría facilitar su abstención, asumiendo que el Partido Socialista Obrero Español nunca apoyaría una candidatura de Podemos. Creo que cualquier escenario podría beneficiar al Partido Popular, incluso aunque tenga menos votos o escaños que el 20-D, porque tendría más poder de coalición, que es lo relevante en un escenario parlamentario sin mayorías absolutas. 

 

El Partido Popular pasa por convencer claramente a sus votantes, y machacar con la idea del desgobierno y la amenaza de políticas que pongan en riesgo la recuperación económica y el crecimiento del empleo. En su estrategia en un mapa político sin mayorías absolutas, si hay nuevas elecciones el Partido Popular ganaría más capacidad para sentarse a negociar con un Partido Socialista Obrero Español tercero, con un Ciudadanos que crezca o alimentar una coalición a tres. El Partido Popular tiene un plan de crecimiento de empleo y recuperación económica para España, y no cambiará ni aunque cambiase de candidato. Un líder alternativo también tendría interés en llegar a las urnas para probarse como candidato. 

 

Hay algo claro en este país en los tiempos de incertidumbre política que estamos viviendo, es que el único partido que sigue defendiendo el crecimiento de España en el marco internacional, la unión de todos lo territorios de España y la creación de empleo, ese partido es el Partido Popular. Los demás partidos políticos, han dejado de lado sus programas y promesas electorales, solo luchan y se pelean por ocupar asientos de ministros o presidente de gobierno, solo buscan el poder sobre el poder, olvidando las ideas y personas que dejaron a los largo del camino político.

 

Ya se han descubiertos todos, aquellos políticos y partidos que venían hacer una revolución, se quedan en simples politicuchos que lo único que buscan es un asiento donde sea para seguir cobrando de los estamentos públicos, se acabaron las lineas rojas, se acabaron los programas políticos, se acabaron las ideas revolucionarias, solo les importa llegar al poder como sea y traicionando a quien sea.

 

Esto partidos emergentes de izquierdas que nos vendían un futuro mejor para todos, hoy solo vemos como buscan ese futuro mejor solo para ellos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados