Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 19 de abril de 2016

¿A quién quieren engañar?

Guardar en Mis Noticias.

El pasado viernes, el pretendido concejal de fomento, D. Néstor García, “apuesta personal” del “ludópata” que remolonea en la poltrona de nuestra Alcaldía y que dice defender el “interés general”, a sabiendas de que sólo beneficia a unos pocos, se presentaba ante los medios para ofrecer la exclusiva noticia de que se sacaba a concurso el estudio de la remodelación del Mercado Central de Abastos.

 

La capacidad de engañar de este ejército de Pancho Vivas no deja de asombrar, aunque mejor habría que calificarlo como escandalizar. A un mes de querer aprobar un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en el que se incluye el traslado del Mercado, se les ocurre a esta sarta de ineptos que está mucho mejor donde se ubica, que no es necesario su traslado, eso sí “después de pensar sosegadamente hemos considerado que es la mejor opción”, para qué nos vamos a gastar un pastón si está de maravillas el que tenemos.

 

Después de quince años intentando llevarse el Mercado de ese edificio, tras la realización de varios estudios por parte de la empresa pública Mercasa, de buscar varias posibles ubicaciones como la Manzana del Revellín, incluida la deleznable negociación con el Sr. Simarro y su empresa propietaria del edificio (por si alguien no recuerda a Jesús Simarro Marín, número cinco de la lista del Grupo Independiente Liberal (GIL) en el año 1999, el tránsfuga que todavía nadie nos ha explicado que le dieron para votar a favor de nuestro ínclito Alcalde) para negociar el alquiler como si no hubiera sacado bastante, los vergonzosos informes de que se caía el edificio, de la dudosa salubridad de las instalaciones, nuestros sesudos concejales del partido popular encabezados por el inefable Cinco de Oros, han pensado que es mejor que se quede donde esté.

 

Ahora le damos una manita de pintura, le cambiamos los baños y un colega monta un “gastrobar“ y damos el “pelotazo”, ya verás cómo nos van a aplaudir nuestras amistades cuando repartamos los puestos que hemos negado a todo el mundo porque íbamos a cerrarlo; esto sí que va a ser una locomotora de nuestra economía y no el Mercadona. Así habrán desarrollado su pensamiento “sosegadamente” nuestros ediles en esos supuestos consejillos de gobierno, donde se aprueban los reconocimientos extrajudiciales de deudas a las empresas en las que los familiares desarrollan sus tareas laborales.

 

En el último programa electoral de nuestro Alcalde Perpetuo para las elecciones municipales de mayo de 2015 se incluían estos fotomontajes y se remarcaba con gran solemnidad el siguiente párrafo: “Todos los Mercados, tendrán un especial protagonismo en este plan, como elementos incuestionables de dinamización económica. El Mercado Central y el Mercado de Hadú, tendrán un tratamiento singular, recuperándose con el primero el espacio de la Almina y con el de Hadú, dando solución definitiva al espacio de la Plaza Nicaragua, que nos proponemos expropiar a tal fin. Mercados modernos, atractivo turístico para Ceuta de primer orden, por la calidad de los productos que ofrecen y su inigualable variedad.”

 

Como ven toda una imitación de aquel proyecto del GIL de recuperación del foso de la Almina, parece que no sólo pactaron la moción de censura sino la absorción de la banda con armas y bagajes.

 

Y hace apenas tres meses nuestro Primer Edil en su presentación de la “estrategia para 2016” decía que entre otras cuestiones se basaba en: “aprobar el Plan General de Ordenación Urbana con el objetivo final de dinamizar el sector inmobiliario y de la construcción y abordar actuaciones como la de la Almina, que comprende el mercado central, la Plaza Rafael Gibert, el Paseo de Colón y los aledaños; y la de San José-Hadú, que afecta a su mercado, la Plaza de Nicaragua, el enlace con el Sardinero por Arroyo Paneque y el traslado del centro de menores La Esperanza.”

 

http://www.gobiernodeceuta.es/index.php/42-presidencia/7979-vivas-sustenta-en-una-mejor-situacion-la-estrategia-para-2016-que-insiste-en-mejorar-servicios-mas-inversiones-y-atender-a-los-mas-vulnerables

 

Es decir que ese “sosegado pensamiento”, al que alude el Primo del Coordinador de las Piscinas Municipales, se reduce a tres meses, y quieren que nos creamos que en estos tres meses se han debido devanar los sesos, eso sí sosegadamente, para llegar a la conclusión de que es la mejor opción.

 

Esa es la solución que han tomado para el primer punto del párrafo, de una infraestructura municipal que está en el centro de la ciudad, así que ya saben lo que pueden esperar del resto de infraestructuras del parágrafo que alguno no sabe ni por donde quedan.

 

Lo único que puedo pensar, ya saben que no será nada bueno así que queda bajo su responsabilidad si sigue leyendo, el autor no se hace responsable de las reacciones del lector, es que no han encontrado constructor que quiera financiar el traslado y ya saben que el Ayuntamiento no tiene capacidad para llevarlo a cabo, que entre la deuda oculta, la comercial, la financiera y lo que realmente deben no hay quien ponga un euro en la mesa.

 

Así que volverán a realizar un nuevo estudio de desarrollo comercial de nuestro Mercado de Abastos (Mercasa ya en sus presupuestos, cada tres años coloca como ingresos este estudio especial para Ceuta), donde ahora se les dirá que es absolutamente necesario que se convierta en un mercado gastronómico (¿era eso lo que querían ahora?) y que ello dinamizará no sólo el desarrollo del mercado, sino que se convertirá en un polo de atracción turística no sólo del norte de África, sino de toda Europa y del resto del Mundo.

 

Se hará un análisis sobre la situación arquitectónica del Mercado, con un “outsourcing” entre esas empresas que dan un “plus”, que acabará aseverando que el “edificio singular” en que se haya el mejor mercado de Ceuta está en inmejorables condiciones para continuar la explotación comercial, que sólo necesita unos pequeños arreglos, que se presupuestarán en 200.000 euros y acabará costándonos 500.000, como siempre.

 

Quien diga que vota al Sr. Vivas por ofrecer a nuestra ciudad un plan de actuaciones riguroso, que nos llevará a las más altas cotas de progreso, miente como un bellaco. Lo único por lo que se vota a este inepto Alcalde es para ser palmero en su Corte de los Milagros; otro raciocinio es incomprensible.

 

*http://guzmanseptem.blogspot.com.es/

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados