Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 22 de junio de 2016

No son unas elecciones: es una encrucijada

Guardar en Mis Noticias.

Tras conocer los datos de las últimas encuestas publicadas en relación a los comicios del próximo 26J, la ciudadanía debe ser plenamente consciente que solo existen dos posibilidades: o gobierna el Partido Popular, o gobierna el extremismo junto al independentismo. Por lo tanto, estas no solo son unas elecciones como todas las anteriores desde el año 1977, no se decide entre un Gobierno de centro derecha o un Gobierno de centro izquierda. No, las Elecciones Generales del domingo día 26 de junio serán un cruce de caminos decisivo en la historia de nuestra democracia. Nos encontramos en la mayor encrucijada de nuestra historia contemporánea.

 

Sin ninguna duda, el futuro de todos está en juego y también nuestra historia como gran nación. Los extremistas y los independentistas quieren cambiar 500 años de memoria compartida y tirar por la borda nuestra próspera democracia. Una coalición de radicales e independentistas quiere hacerse con el Gobierno de España para romper nuestra unidad nacional y hacer experimentos populistas con el empleo, las pensiones y el Estado del Bienestar. El Partido Popular es el único capaz de parar los pies al extremismo y al independentismo, y de garantizar el futuro de la España que todos queremos. La moderación necesita un voto fuerte, claro y cohesionado en torno al PP.

 

De hecho, más de media docena de entidades financieras nacionales e internacionales alertan a sus clientes en los últimos días del deterioro que podría sufrir la economía española tras las elecciones generales del 26J e incluso el grave riesgo de vuelta a la recesión, si se imponen extremistas e independentistas. Los informes elaborados señalan que la fragmentación política del nuevo Parlamento hará muy difícil que España pueda continuar la lucha contra el déficit o continuar la agenda reformista iniciada para consolidar tanto el crecimiento económico como la creación de empleo.

 

El próximo domingo los ciudadanos tienen que elegir si quieren que el paro baje hasta los dos millones o que vuelva a subir a los seis millones, o más. Si quieren seguridad o que vuelva la prima de riesgo. Si quieren una España fuerte con 20 millones de personas trabajando, o una España sin ingresos para pagar pensiones. El Partido Popular ha demostrado a lo largo de su trayectoria en distintos gobiernos de España ser sinónimo de empleo, crecimiento y prosperidad. Y si algo ha demostrado el extremismo es ser una máquina de generar paro, pobreza y frustración. En definitiva, vota fuerte por la estabilidad, futuro y empleo. Vota Partido Popular.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados