Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 28 de junio de 2016

Yo soy afiliado al Partido Popular, y lo vote

Guardar en Mis Noticias.

Seis meses después de la última cita con las urnas, España sigue en vilo. Sin poder retirarse a descansar tras una larga e intensa noche electoral sabiendo, a ciencia cierta, quién será su próximo presidente. Los ciudadanos han vuelto a dejar dos verdades indiscutibles, lícito añadir que quizás también un escarmiento, grabadas en sus papeletas electorales: que aquí quien no pacte ya no sale en la foto y que el Partido Popular es, como en diciembre, el ganador de las elecciones. Pero aún con mejor resultado que entonces, pasando de los 123 escaños que cosechó en vísperas de navidad a 137 parlamentarios.

 

El Partido Popular es, de hecho, el único que mejora resultados sobre el 20-D. Superando el 30 por ciento de los sufragios. El Partido Popular sale reforzado tras una legislatura fallida, en la que se le reprocho una pasividad que nadie llegaba a comprender, rechazando el presentase al voto de investidura, y aferrarse al inmovilismo. Y en la que la izquierda una vez más, fue una guerra de sillones sin ideología ni líder que los encabezara, y no aprovecharon su oportunidad de forzar un cambio.

 

Se terminó abriendo la puerta a unas segundas elecciones donde el Partido Popular se han hecho más fuertes, el centro-derecha de Ciudadanos ha perdido ocho escaños y el bloque de la izquierda es más débil de lo que era en diciembre, agotado por una lucha fratricida. A partir de ahora todos los partidos tienen la obligación de hablar con todo el mundo, con el único horizonte de mirar por el interés de España y de los españoles, objetivo prioritario del Partido Popular, ya que es el partido que ha ganado las elecciones claramente.

 

El Partido Popular ha sido el gran vencedor de las elecciones del 26-J. Es evidente que no se alcanzo la mayoría absoluta que daría tranquilidad y estabilidad ha España, pero el Partido Popular ha sabido transmitir la importancia y la necesidad de continuar en la senda reformista del programa del Partido Popular, dejando a un lado los extremismos y el separatismo que algunos lideres políticos abanderaban como única seña de su identidad. El exceso de expectativas generadas por algunos adversarios, dando por derrotado al Partido Popular y describiendo un futuro venezolano, ha movilizado a los españoles que creen en una España unida, fuerte en Europa y con unos datos de crecimiento de empleo como hace muchos años que no se registraban, en definitiva es el motor de cualquier país moderno. Él Partido Popular reclamó voto útil que sirviera de dique de contención ante los populistas. Y se lo han dado.

 

Ya estamos en el día después del 26-J, comienza el empedrado camino de formar gobierno para España, los políticos no pueden dejar pasar esta nueva oportunidad para llegar a un acuerdo y dar a los españoles un gobierno estable y que trabaje por el futuro de todos. No se puede consentir volver a unas terceras elecciones, el mensaje de los ciudadanos ha sido muy claro y contundente, España quiere un gobierno liderado por el Partido Popular, con una oposición fuerte, donde haya pactos y acuerdos, donde todos los partidos tengan un lugar para aportar ideas y soluciones a los problemas, pero con el liderazgo claro del Partido Popular.

 

Me gustaría terminar este articulo con algunas reflexiones personales, con un claro mensaje ha navegantes. Todo aquel que milita en el Partido Popular y no le vota, no tiene nada que hacer en sus filas, lo lógico y normal es que se marche y busque su espacio político en otro partido con su misma idelogia, en el Partido Popular se entra voluntariamente y de la misma manera se puede marchar. Otra reflexión seria, que uno de las grandes logros del Partido Popular en la ultima legislatura que gobernó, fue la Ley de Transparencia, donde impulsa y legisla sobre las normas y reglas para otorgar subvenciones, me considero un gran defensor de esta Ley, donde defiende los concursos públicos en contra de conceder subvenciones directas, donde defiende la igualdad de oportunidades, donde defiende la transparencia de la administración en todo lo relacionado al dinero publico, donde defiende el correcto uso del dinero publico en beneficio del interés general y donde premia la competitividad entre los mismos servicios mejorando la inversión económica.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados