Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Restituto Contreras
Lunes, 8 de agosto de 2016

Congruencia y perseverancia del psoe

Guardar en Mis Noticias.

Pienso que no es un capricho, ni por tozudez, ni por falta de lealtad con España, que el Partido Socialista mantenga su decisión de perseverar en el No a apoyar la candidatura de Mariano Rajoy. En ningún momento, Pedro Sánchez ha manifestado estar de acuerdo con unas terceras elecciones. Por mucho que se empeñen en mirar a Pedro Sánchez, la pelota sigue estando en el tejado de Mariano Rajoy y del PP.

Comprendo la preocupación de muchos ciudadanos porque se forme pronto el nuevo Gobierno. Es natural que después de los meses transcurridos desde el 20 de diciembre, la ciudadanía esté expectante porque este tema se resuelva con la máxima celeridad y se termine la incertidumbre. También sucede entre los medios de comunicación. La sociedad española, a pesar de las fechas en que nos encontramos, sigue pendiente de lo que pueda suceder.

No obstante, me sorprende la facilidad y la presteza en dar soluciones durante los comentarios en algunas tertulias. Se pronostican y dan por hechos los pasos que va a dar el PSOE. Están en su derecho de opinar lo que estimen conveniente, pero quien toma las decisiones son los órganos y la dirección del Partido Socialista. También me sorprende cuando se pretende atribuir a todo el PSOE de algo, porque algún socialista muy relevante manifieste su opinión.

No es raro que en los medios de comunicación aparezca la palabra crisis, cuando no la mención a un posible cuestionamiento del secretario general. Hasta algún dirigente del PP habla de las últimas frases que pronunciará Pedro Sánchez, desde el cargo que ostenta en el partido, si no cambia de actitud. Claro, en el PP pienso que no están acostumbrados a que haya opiniones diferentes y se manifiesten abiertamente.

Considero que en el PSOE ni hay crisis, ni disensiones internas que cuestionan los acuerdos que se han adoptado. Cuando en el Partido Socialista se llega a un acuerdo se respeta por toda la organización, aunque pueda ocurrir que alguien piense otra cosa, pero inmediatamente después de la decisión, el partido se pone a trabajar por lo acordado. Se respetan siempre las opiniones de socialistas relevantes, que siguen contando con el afecto y la más alta valoración por su labor histórica en el partido. Los cambios y la transformación que ha tenido España están ahí. Ahora bien, las decisiones de los órganos del partido y las competencias de la dirección cuentan con toda la legitimidad. En este partido hay plena libertad de expresión y existen los cauces internos y órganos para manifestar la opinión.

Durante los últimos días, tanto en redes sociales, como en conversaciones personales, o en declaraciones, no he oído hablar a ningún militante que opine lo contrario a la decisión adoptada en el último Comité Federal. Se está de acuerdo en que se mantenga el No a un gobierno de coalición con el PP y a la investidura de Mariano Rajoy. Por eso me sorprende la seguridad de algunas afirmaciones ajenas al partido que aseveran, el PSOE votará Si a Rajoy, en función de la decisión del Partido de Ciudadanos. Ello dependerá de la dirección del Partido Socialista y del Comité Federal, que no han visto la necesidad de un cambio de posición.

Por supuesto, en el Partido Socialista, si fuera necesario y de acuerdo con la normativa de funcionamiento por quien es competente para hacerlo, en caso de considerarlo conveniente, se solicitaría la opinión de la militancia, tal como sucedió hace varios meses. El PSOE está a la cabeza del funcionamiento democrático en las organizaciones políticas de nuestro país. Pues siempre ha estado por delante en la toma de la iniciativa en su democratización como organización. Aproximadamente hace ya cerca de 20 años que se iniciaron las primarias.

La ciudadanía puede estar tranquila, el PSOE y Pedro Sánchez tienen presente y en primer lugar los intereses de España. En sus decisiones y actuaciones están mirando por el bien de nuestro país. Pedro Sánchez es perseverante, serio y congruente. Es normal que se valore lo sucedido en los cuatro años que ha gobernado el Sr. Rajoy. Sus políticas practicadas que sí han perjudicado a la sociedad española, sin olvidarnos del tema de la corrupción, por el que ya desde hace varios años se le pidió la dimisión a Mariano Rajoy. El Partido Socialista no se desdice, como hace otro grupo político, de sus promesas en la campaña electoral. Es la alternativa al Partido Popular. El Congreso tiene 350 diputados. De ellos 85 son del PSOE. Que el Sr. Rajoy siga trabajando por convencer a los grupos que ideológicamente le son afines.

Pienso que no habrá tercera elecciones. Todo depende del trabajo de Mariano Rajoy y de que se presente a la investidura. Por mucho que algunos desvíen el foco y lo dirijan a Pedro Sánchez, quien debe dar el paso adelante, quien es el responsable de trabajar y concitar acuerdos para conseguir llegar al fin de la investidura es el Sr. Rajoy. La consigna de presionar y difundir ante la opinión pública, que el responsable de que se logre la investidura la tiene el PSOE y Pedro Sánchez es una cortina de humo para ocultar sus responsabilidades. Para que no haya terceras elecciones, quien debe llevar la iniciativa no es la alternativa de oposición, sino el que se presenta. Como alternativa, el Partido Socialista lleva trabajando desde el primer día de la legislatura.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados