Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 23 de agosto de 2016

Partido Popular y Ciudadanos

Guardar en Mis Noticias.

Ayer lunes los equipos negociadores de Partido Popular y Ciudadanos se reunieron en el Congreso en lo que se considera el inicio de un diálogo exprés, dado que los dirigentes tendrán solo una semana para concretar el centenar de medidas que Ciudadanos quiere abordar antes de dar su “SI” al Partido Popular. Los 12 miembros que integran las delegaciones han pasado el fin de semana intercambiando documentación justamente para agilizar al máximo las conversaciones y no perderse en prolegómenos. Mientras ese trabajo se desarrolla fuera de los focos, portavoces de ambas formaciones volvieron a incidir el domingo pasado la presión al Partido Socialista Obrero Español para que deje de bloquear la investidura.

 

Pero sin duda es en las filas de Ciudadanos desde donde tratan de acorralar al secretario general del Partido Socialista Obrero Español. El portavoz del partido naranja en el Parlamento Catalán, le pidió este domingo que haga un “sacrificio” y aunque no le guste el candidato del Partido Popular facilite su investidura, de la misma forma que muchos españoles votan a los políticos, “con la nariz tapada”.

 

Ciudadanos está molesta con la negativa de los socialistas porque, aseguran, la mayor parte de las medidas que acabarán firmando con el Partido Popular son las mismas que pactaron con el Partido Socialista Obrero Español cuando se postuló como candidato a la investidura. Consideran que es incoherente que ahora vote en contra de lo que entonces asumió como válido. Entre estas propuestas, la obligatoriedad de que los partidos políticos elijan a sus cúpulas directivas a través de primarias. El Partido Popular volvió a mostrar, sin embargo, sus reticencias a aprobar la medida y será en la negociación dónde se verá quien gana el pulso.

 

El reloj constitucional se ha puesto en marcha y todas las miradas apuntan a los socialistas, cuyas abstenciones son necesarias para lograr la investidura del candidato del Partido Popular. Precisamente por esta razón, y con el fantasma de unas terceras elecciones en Navidad, los miembros del Partido Popular han empezado su campaña para lograr un cambio en la posición del Partido Socialista Obrero Español.

 

El Partido Popular más no podemos hacer, hay que calificar la oferta del Partido Popular como generosa y con altura de miras. Por esta razón, hay descartar que el Partido Popular vaya a presentar a la investidura un candidato alternativo. Como el Secretario General del Partido Socialista Obrero Español no tiene a bien ponerse al teléfono o ponerse a pactar, hay que pensar que el problema no lo tiene el candidato del Partido Popular, es insólito que el partido que ha ganado las elecciones le soliciten que cambien al candidato, cuando los socialistas han perdido elección tras elección y no se plantean cambiar al Secretario General.

 

El Partido Socialista Obrero Español, en su afán de ir a unas terceras elecciones, manteniendo su pulso con el Partido Popular y, ante la última vuelta de tuerca para aumentar la presión en busca de la abstención de los socialistas, esto es, presentarse a la investidura los días 30 y 31 de agosto, con lo que si hubieran terceras elecciones tendrían que celebrarse el día de Navidad, ha redoblado su “NO”. Así, si hasta ahora el Partido Socialista Obrero Español ha reiterado por activa y por pasiva que votarán en contra de la investidura del candidato popular, este viernes ha dado un paso más y ha avisado de que por coherencia también votarán “NO” a los presupuestos que presente en caso de que obtenga el aval de las Cortes.

 

En toda esta maraña política del reuniones, pactos y constantes “NO”, la cruda realidad es que la clase política española aburre y desanima a los ciudadanos para que vuelvan una vez más a las urnas. Este desgobierno solo sirve para que el ciudadano de la espalda a la clase política, donde cada día vemos como los políticos acuden a los juzgados para dar explicaciones de su gestión del dinero publico, dando una imagen vergonzosa de la clase política. Claro que todos los políticos no son corruptos, pero son cómplices por dejación de funciones en la persecución de los corruptos. El “NO” del Partido Socialista Obrero Español a la investidura del candidato del Partido Popular, le hace culpable del desgobierno de España.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados